Al menos siete personas fallecieron y 25 casas fueron incendiadas tras un ataque en las comunidades Ndoyonoyuji, Guerrero Grande, Mier y Terán perteneciente al municipio de San Esteban Atatlahuca, Tlaxiaco en Oaxaca.

De acuerdo con el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C. (Cedhapi), Maurilio Santiago Reyes, y el representante del grupo de personas desplazadas de Ndoyonuyuji, Sebastiana Paz Bautista, dos de los fallecidos eran personas mayores que se quedaron dentro de su vivienda cuando fue incendiada por los asaltantes.

“Se tiene conocimiento que aproximadamente 30 personas entre ellas mujeres y niños se encuentran refugiados en la iglesia de la comunidad de Mier y Terán, estando en riesgo su vida ya que continúan los disparos de arma de fuego y se puede efectuar una masacre”, apuntaron los activistas en un comunicado.

Esto provocó el desplazamiento forzado de 25 familias se encuentran refugiadas en la ciudad de Tlaxiaco.

Lee: Hallan muerta a Fanny, adolescente que denunció amenazas de agente municipal en Oaxaca

El ataque armado inició la noche del jueves 21 de octubre del 2021 cuando fueron quemadas varias casas en la comunidad de Ndoyonuyuji, mientras que este sábado 23 un grupo armado de aproximadamente 70 personas atacó con armas de alto calibre la comunidad de Guerreo Grande y Mier y Terán.

24 horas después del ataque, arrancó la movilización de elementos de la Guardia Nacional al interior de la zona del conflicto, así como elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca.

Asimismo, denunciaron que los ataques contra las comunidades ocurren mientras el gobernador Alejandro Murat Hinojosa se encuentra de turismo político en Nueva York.

La organización hizo un llamado a las autoridades para intervenir y detener las agresiones que han causado el desplazamiento de varios habitantes de la región.