La organización Greenpeace y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) obtuvieron una suspensión definitiva contra política de la Secretaría de Energia (Sener).

Acerca de esta suspensión al Acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía y la Política de Confiabilidad de la Secretaría –sobre generación de energía eléctrica–, las instituciones consideran que “las modificaciones realizadas por Cenace y Sener carecen de justificación técnica”.

Asimismo, señalaron que “tienen implicaciones muy severas en cuestiones de salud y emisiones de gases efecto invernadero”.

El CEMDA detalló en un comunicado que con esta decisión continuarán los proyectos de energía renovable.

“Con ello, será posible que sigan avanzando los proyectos de energía renovable que ya habían sido autorizados, siempre y cuando cumplan en todo momento con el marco legal vigente, y respeten los derechos humanos de las personas en las comunidades donde pretenden instalarse”, indicó.

De acuerdo con Anaid Velasco, coordinadora de investigación, el acuerdo significaba un retroceso a la promoción de las energía renovables.

“Tanto el Acuerdo del Cenace como la Política de Sener en esta materia, constituyen un retroceso en los pasos que México ha dado para avanzar hacia la promoción de las energías renovables en el país y, con ello, contribuir a tener un medio ambiente sano”, dijo.

María Colín, especialista en Derecho Ambiental de Greenpeace México, aseveró que esta batalla judicial “pretende impulsar la democratización de la energía eléctrica” en México.

También puedes leer. ACUERDO DE LA SENER SOBRE ENERGÍA LIMPIAS SUFRE OTRO GOLPE: CORTE OTORGA DOS SUSPENSIONES MÁS