Los aficionados al Mundial están inmersos en los duelos futbolísticos y la emoción de los partidos, pero los malos hábitos y el constante consumo de botanas y otros alimentos nos puede llevar a subir de tres a cinco kilos de peso, lo que podría aumentar aún más con las festividades navideñas y de fin de año.

Es importante planear las botanas que vamos a comer mientras disfrutamos de los partidos y mantener un monitoreo de nuestro peso corporal, evitar la ingesta de productos ultraprocesados de manera abundante, preferir las frutas y las verduras y no olvidar hacer ejercicio.

También es necesario tener conciencia de que la mercadotecnia espera con ansias estos eventos para vender productos que no son buenos para la salud. Ante esto, es importante aprender a rechazar la comida que nos perjudica y preferir las opciones saludables.

“Las emociones ocasionan cambios en nuestro cuerpo y uno de ellos es esta situación de buscar alimentos poco nutritivos”, explica el doctor Guillermo Arteaga Mac Kinney durante su participación en el Foro de Bienestar de Reporte Índigo.

El profesor universitario recuerda que la emoción que sentimos al ver un juego de futbol nos puede llevar a tener cambios en nuestro organismo y por eso buscamos alimentos que nos sacien, si a esto le sumamos la mercadotecnia que aparece al momento del antojo, la combinación es desafortunada y poderosa

“Los máximos patrocinadores de estos eventos son empresas internacionales de productos ultraprocesados, recordemos que estos son alimentos muy fáciles de preparar o que ya están listos y que básicamente están conformados por otros ingredientes ricos en azúcares, en calorías y el consumo excesivo se asocia con una serie de problemas de salud”, explica Guillermo Arteaga Mac Kinney.

Por las altas temperaturas que hay en Qatar durante el verano, temporada en la que normalmente se suscita el torneo, fue más favorable que los juegos se hicieran en Invierno, no obstante, esto también provoca que la final de la Copa del Mundo sea el 18 de diciembre, a pocos días de la cena de Navidad y ya en el arranque del llamado Maratón Guadalupe-Reyes, como se le conoce al periodo comprendido entre el 12 de diciembre y el 6 de enero.

El consumo de botanas y comida rica en calorías puede hacer que tras el Mundial acabemos con varios kilos de más, considera el nutriólogo integrante del Laboratorio de Datos Contra la Obesidad.

“En este tipo de eventos se fomenta el consumo de productos ultraprocesados y creo que aquí una reflexión es que hagamos conciencia y los evitemos al máximo, controlemos las porciones, busquemos alternativas, que sí las hay, no todo es una bolsa de papitas o un refresco, hay opciones que pueden ayudarnos a mantener una buena salud sin dejar de pasarla bien”
Guillermo Arteaga Mac KinneyDoctor en Ciencias de Alimentos por la University of British Columbia y colaborador del Laboratorio de Datos vs la Obesidad

En tanto, la nutrióloga Marcela Ponce, profesora de la Universidad Del Valle de México, afirma que es importante el consumo de alimentos con omega 3 durante esta temporada.

“Alimentos con omega 3, semillas en sí, no tienen que ser nueces de la india –que son más caras–, pueden ser semillas de calabaza o de girasol, nueces normalitas. Una buena base de alimentos con omega 3 puede incluso protegernos y hacer que nuestra microbiota o flora intestinal esté sana”, dice la especialista.

La microbiota intestinal son los microorganismos que se ubican en el intestino, ayudan a realizar todos los procesos del metabolismo y son indispensables para tener óptimas defensas en caso de contraer alguna enfermedad o un virus como el causante del COVID-19 (SARS-CoV-2).

La temporada de fin de año que arranca una vez que concluya el Mundial también es un momento en que incrementan los casos de ansiedad y otros más que devienen en depresión.

“Hay una relación súper pegada entre nutrición y salud mental. Con salud mental nos referimos no nada más a cuando hay un diagnóstico. Lo principal que se recomienda es mantener tu microbiota muy sana”, explica la experta.

Una buena flora intestinal se conjuga con la ingesta de alimentos de alta calidad y no es necesaria la suplementación.

“Con alimentos de buena calidad nos referimos a productos con mucho omega 3. Pueden ser semillas de girasol, de calabaza, no tenemos que comprar suplementos en específico porque nos va a salir más caro y también hay que enfocarnos en que viene la cuesta de enero”, expone.

La especialista comenta que en estos momentos de Mundial, una ventaja es que los juegos están programados y con los horarios podemos planear qué comer.

“No digo una calendarización tal cual, pero comprar en vez de una bolsa de papitas, una de maíz palomero; y tal cual, unos 10 minutos antes del partido ponerte a hacer palomitas, que es mucho mejor en cuanto a calidad e ingredientes”.

Te puede interesar:

Maratón mundial-reyes, exceso de calorías

Cacao, la verdadera fuente de felicidad