Según un estudio del ITESM, Jalisco es la tercera entidad de México que mayor evasión fiscal tiene en cuanto a los pequeños contribuyentes


"El punto más complejo para los pequeños contribuyentes no es solo el monto que deben pagar al SAT, sino el gasto en servicios que tendrán que hacer para tener los requisitos en forma"

Ignacio Román Morales

académico del ITESO

https://www.youtube.com/watch?v=XVc6cH5bQy0

Una tiendita de la esquina vende alrededor de 10 mil pesos al mes. Con la nueva reforma fiscal, este negocio tendría que estar pagando de tres a cuatro mil pesos por servicios de contador público e internet.

Tener estos servicios genera un impacto debido a su alto costo pues México tiene la banda ancha por segundo más cara de los 30 países que conforman la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), según el estudio Communication Outlock de 2009.

Ignacio Román Morales, académico del departamento de Economía, Administración y Mercadología del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), aseguró en entrevista con Reporte Indigo “que el punto más complejo para los pequeños contribuyentes no es sólo el monto que deben pagar al Servicio de Administración Tributaria (SAT), sino el gasto en servicios que tendrán que hacer para tener todos los requisitos en forma”.

Por otro lado, Adrián Rúelas Estrada, vicepresidente del Consejo Directivo del Colegio de Licenciados en Contaduría Pública de Jalisco, dijo que el costo promedio de los servicios de un contador público para los pequeños contribuyentes podría ir desde 800 a dos mil pesos mensuales, sin embargo apunta que debido a que ya podría ser una contabilidad formal el costo aumentaría a tres o cuatro mil pesos al mes.

“Necesitan por lo menos contar con una computadora, con un servicio de Internet. Si bien es cierto que la facturación electrónica de la plataforma del Servicio de Administración Tributaria se las vas a proporcionar gratuita, no es así la computadora y el Internet, entonces es la inconformidad que tienen, este desconocimiento o esta obligación”, explicó Adrián Rúelas Estrada.

De la misma forma señaló que de acuerdo al nuevo esquema hacendario, los pequeños contribuyentes tienen la obligación de adquirir los servicios de un contador, por lo que verían afectaciones en su bolsillo, cosa que también genera el descontento.

Desde inicios del año, diversos sectores se han manifestado en la ciudad de Guadalajara para expresar su descontento e incertidumbre ante los cambios que surgen de la reforma hacendaria, publicada por el Ejecutivo federal en diciembre del 2013.

Han marchado a la sede del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en Jalisco, han hecho entrega de pliegos petitorios en las oficinas gubernamentales y esperan tener un diálogo con el gobierno del estado para pedir que se revise la nueva reforma.

A estas voces se han unido declaraciones de sectores empresariales como la del presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Jalisco, Óscar Benavides Reyes, y la de Francisco Beckman González, presidente de la Cámara de Comercio de Guadalajara.

Hasta ahora dichos grupos no han sido atendidos en Jalisco, lo único que se les ha dado es un oficio de recibido por parte del SAT. 

No obstante con los gastos que podrían impactar las ganancias de los pequeños contribuyentes, se entraría en una lógica de vigilancia conjunta, señaló Ignacio Román: 

“Lo que implica también el que nos tengamos que estar vigilando unos a otros en una lógica casi, diría, ‘big brother’, es decir, ¿cómo piensan abatir la informalidad? Bueno pues mis clientes y mis proveedores yo tengo que garantizar a través de los recibos, a través de las facturas que también sean formales, entonces de esa manera yo ya no le puedo comprar a alguien que no me puede extender recibos”. 

Y agregó que ese tipo de métodos contemplados en la actual reforma hacendaria lleva a una “lógica  terrible”, ya que esto podría desencadenar en afectaciones de micros y pequeños establecimientos al no emitir facturas, y favorecer a las grandes empresas para concentrarse.

“Evidentemente vienen una cantidad de castigos enormes, justamente por no presentar todo en tiempo y forma como debe de ser. Eso genera un asunto tenso y creo que es lo que está generando más problemas en este momento hacia las empresas”, advirtió el académico del ITESO.

De acuerdo al Estudio de Evasión Fiscal en el Régimen de Pequeños Contribuyentes presentado por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), presentado en octubre de 2011, Jalisco se encuentra entre las entidades federativas que mas recaudan.

En contraste con esa cifra, según el estudio, nuestro estado es la tercera entidad que mayor evasión fiscal tiene en cuanto a los pequeños contribuyentes. Actualmente los pequeños contribuyentes representan un seis punto cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Voces de descontento

El pasado martes 25 de febrero se llevó a cabo la tercera manifestación de comerciantes y pensionados, convocados por el Frente de Resistencia de Comerciantes del Estado Jalisco, la Unión de Comerciantes de la Zona de Abasto de Felipe Ángeles y la Unión de Comerciantes Solidarios del Marcado Libertad, cuyo líder es Salvador Cabrera Vera.

“Yo soy un pequeño comerciante de frutas y verduras, y no sé cómo pagar, ya pasé a Hacienda y no sé cómo pagar impuestos, no dan información que uno entienda (…) dan información en cinco minutos, en cinco minutos le enseñan a uno una página de Internet, que uno ingrese a esa página que está colapsada”, manifestó Felipe Pastrana López, un vendedor de fruta del mercado Felipe de Ángeles.

Felipe tiene sesenta años y participó en la manifestación, está enfermo del corazón y expresa que sus ganancias son raquíticas y apenas le alcanzan para vivir y para pagar los medicamentos que necesita, el comerciante señaló que el nuevo régimen podría provocar que tenga que abandonar su trabajo, pero expresa que las empresas no contratarían a alguien de su edad y condición.

El pasado lunes 17 de febrero se llevó a cabo la segunda manifestación con al menos 400 manifestantes que marcharon de Plaza de la Liberación a las oficinas del SAT, en su mayoría eran personas de la tercera edad.

De pequeños contribuyentes a la informalidad  

Descontento ha generado el nuevo esquema de facturación electrónica para los pequeños comerciantes, a pesar de que por diversos medios se ha señalado que por una página web se podrá ingresar al sistema, los empleados del SAT no saben responder a las preguntas de comerciantes inconformes.

Salvador Cabrera Vera, líder de comerciantes, ha señalado que no se recibe respuesta alguna a sus preguntas, por lo que tendrán que aplicar medidas de protestas más eficientes.

En lo referente al nuevo modelo de facturación se ha dicho que por medio del SAT, en línea, se hará el registro, sin embargo Daniela Bernal Ladrón de Guevara, titular de la Procuraduría de Defensa del Contribuyente, puso en evidencia que el actual portal es inestable.

Señaló que los pensionados, taxistas y locatarios de mercados serán los principales afectados con estos cambios al pasar de REPECOS (Regimen de Pequeños Contribuyentes) al régimen de incorporación fiscal.

Así mismo el presidente de la Cámara de Comercio de Guadalajara, Francisco Beckman, declaró que este tipo de reformas son realizadas por “economistas que en su vida han sido dueños o han tenido que pagar una nómina”.

Sobre el sistema de facturación electrónica, Beckman apuntó que las tienditas de abarrotes de zonas regionales no pueden tener acceso a Internet, a computadoras o incluso a un contador.

“Al final del día, lo que van a hacer es cerrar o brincar a la informalidad”, previó el presidente de la Cámara de Comercio.

También otros organismos se han expresado al respecto, tal como lo hizo Oscar Benavides, presidente de la Coparmex en Jalisco, quién comentó que hizo falta un aterrizaje más suave de la reforma hacendaria, pues los más vulnerables son los pequeños comerciantes.