La encargada de despacho del municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, Lourdes Latife Cardona Muza participó en la ceremonia inaugural, con el corte de listón, de la Primera Edición del Festival Gastronómico del Caribe Mexicano que se lleva a cabo en Puerto Juárez.

Con este evento, en el que participan representantes de todos los municipios de Quintana Roo, empresarios integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, así como chefs internacionales y proveedores locales, inicia un encuentro gastronómico con la expresión de diversas nacionalidades, pero en el que se rescata primordialmente el uso de ingredientes propios de la región peninsular.

Ayer, al dar la bienvenida a esta importante actividad, Lourdes Latife Cardona Muza destacó la importancia de iniciar el festival en Puerto Juárez, sitio de talla turística que hoy en día es Cancún, siendo una de las ventanas más hermosas del Caribe Mexicano y en el que el gobierno municipal busca impulsar la diversidad turística del destino.

Cabe señalar que el Festival Gastronómico se realiza durante dos días en la que los visitantes podrán saborear las diversas variedades gastronómicas, culturales y artesanales que posee Quintana Roo; en este arranque oficial, participaron el secretario de Turismo estatal, Bernardo Cueto Restra; así como los titulares de turismo de Benito Juárez, Othón P. Blanco, Bacalar, Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Isla Mujeres, José María Morelos, Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum.

A través de este evento se busca diversificar la oferta turística del Caribe Mexicano como un destino gastronómico, a fin de impulsar la labor de los prestadores de servicios culinarios, así como difundir la riqueza y ampliar la oferta gastronómica que existe en la entidad.

Cabe destacar que el Caribe Mexicano es visitado por millones de turistas anualmente, entre ellos los denominados “foodies”, segmento cuyas expectativas, motivaciones y deseos de viaje, se centran en la oferta gastronómica de la entidad y las experiencias en torno a ésta.

Según datos del consejo de promoción turística, los foodies tienen una estancia media de ocho días, viajan en promedio en grupos de tres personas y tienen un gasto medio de 960 dólares durante su estancia. Este segmento turístico tiene una alta tasa de repetitividad, ya que uno de cada dos turistas ha visitado al menos una vez el caribe mexicano.

Dicha característica, representa una gran oportunidad para fortalecer la participación de la actividad gastronómica en las actividades turísticas de los destinos, mostrando lo más auténtico de la selva y el mar.