El Gobierno de Tamaulipas y Transpaís han mantenido contratos pese a los reportes de usuarios desaparecidos mientras se trasladan en unidades de dicha empresa.

La administración saliente de Tamaulipas ha otorgado 152 contratos por siete millones 970 mil pesos al empresario Abelardo Osuna Cobos, dueño de la empresa Transpaís S.A. de C.V., a través de adjudicaciones directas entre los años 2018 y 2022.

Entre las dependencias y organismos públicos tamaulipecos que han firmado contratos con Transpaís para el arrendamiento de equipo de transporte están el Sistema DIF estatal, la Secretaría de Administración, la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el Congreso del estado y el DIF municipal de Tampico.

Las rutas de la empresa de autotransporte han sido escenario de delitos. El 7 marzo de 2019, a plena luz del día, un comando armado secuestró a 22 personas migrantes que viajaban en la unidad 9596 de Transpaís.

El autobús que salió de la terminal de Tampico con más de 40 pasajeros fue interceptado por tres camionetas alrededor de las 13 horas, en el kilómetro 79 de la carretera San Fernando-Reynosa, según el conductor.

Los atacantes seleccionaron a los pasajeros que se llevaron; el resto siguió su ruta hacia la terminal de Reynosa, donde arribaron aproximadamente a las 14 horas del mismo día.

Transpaís señaló en un comunicado: “Una unidad fue víctima de la inseguridad; hecho que fue informado a las autoridades correspondientes de forma inmediata y de acuerdo con los procedimientos de denuncia requeridos”.

En el marco de este hecho, Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, dijo que dos semanas antes del suceso del 7 de marzo ya se había registrado un evento similar con el secuestro de 25 pasajeros que también viajaban en un autobús por Tamaulipas.

El funcionario planteó que las desapariciones masivas ocurren no solo para un reclutamiento forzado por parte de bandas criminales, sino también para cruzarlos de manera ilegal a territorio estadounidense.

Los hechos que reveló Encinas ocurrieron el 21 de febrero y el 7 de marzo de 2019, y en ambos casos se presume que las víctimas eran migrantes.

Tras la difusión hecha por medios nacionales e internacionales del secuestro masivo a la altura de San Fernando el 7 de marzo, en redes sociales circuló la versión de que a mediados de febrero un grupo delincuencial en Mier y Noriega, Nuevo León, interceptó otro autobús de Transpaís y se llevó a 15 migrantes y 10 mexicanos.

Sin embargo, fuentes policiacas de Nuevo León indicaron que no se tienen denuncias o reportes extraoficiales de secuestros masivos ni en el municipio de Mier y Noriega, ni en el resto del estado. En todo caso, podría tratarse de Ciudad Mier, Tamaulipas.