El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) demandó ante una Corte de Distrito en Estados Unidos a 10 fabricantes de armas por prácticas negligentes que han provocado un aumento del tráfico de armamento hacia México.

En conferencia de prensa, la Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó la demanda en contra de las empresas Smith & Wesson; Barrett Firearms; Colt’s Manufacturing Company; Glock Inc; Sturm, Ruger & Co, Inc, entre otras.

Los funcionarios de la cancillería aclararon que la demanda no es contra el Gobierno que encabeza Joe Biden, de quien reconocieron su esfuerzo para reducir el flujo de armas, sino de empresas particulares que han lucrado con la negligencia.

Alejandro Celorio Alcátara, consultor jurídico de México, señaló que la demanda fue presentada en territorio estadounidense de manera estratégica, para que la resolución sea vinculante y en términos de la ley de aquel país.

“Es un ejemplo de práctica negligente, es un derecho constitucional de los estadounidenses poseer y comprar armas, pero hablamos de daños en el territorio mexicanos, que tiene un estricto control de su compra, sino es con la autorización de las autoridades correspondientes”, explicó.

Lee también: Ataque a García Harfuch fue con un fusil Barret .50, poderosa arma militar

Por su parte, el coordinador de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, señaló que la demanda presentada en Boston, Massachusetts es un hecho sin precedentes, pues México no puede guardar silencio ante la situación.

La Secretaría señaló que estas empresas no sólo han permitido la exportación de armas domésticas, sino de armamento que se usa para la guerra y de uso exclusivo del Ejército mexicano.

En el documento de la demanda se especifica que esta acción es “para poner fin al masivo daño que causan los demandados al facilitar activamente el tráfico ilícito de sus armas a los cárteles y otros delincuentes en México”.