Después de que el gobierno de San Pedro Cholula presentara ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la primera controversia constitucional en contra la Ley de Seguridad Interior, funcionarios del municipio han acusado al Gobierno Federal de tomar represalias en su contra.

En entrevista con REPORTE ÍNDIGO, Ignacio Molina Huerta, secretario general del gobierno de Cholula, aseguró que el día 16 de enero de 2017, el comandante de la zona militar de Atlixco terminó un convenio de seguridad con el municipio, que había sido firmado hace poco más de tres años.

Dicho convenio indicaba que elementos del ejercito brindarían seguridad a San Pedro Cholula en patrullas brindadas por el gobierno municipio.

Según las declaraciones de Ignacio Molina, este acuerdo fue terminado de manera unilateral por instrucciones del “alto mando”.

“El comandante llegó con el secretario de seguridad del municipio a entregarle las patrullas y un documento que nos informaba sobre la cancelación del convenio”, afirmó el secretario general.

“Tuvimos que firmar la cancelación. El convenio indicaba que si una de las partes deseaba dar por terminado el acuerdo, éste se terminaría. No podemos obligarlos a estar con nosotros”, agregó en entrevista con esta casa editorial. 

El acuerdo fue terminado el mismo día que la SCJN notificó al gobierno de Cholula que Enrique Peña Nieto, los presidentes de las Cámaras legislativas y el director del Diario Oficial de la Nación había sido informados sobre el emplazamiento y admisión de la controversia constitucional.

Más represalias 

Asimismo, el secretario general del gobierno de Cholula, aseveró que este miércoles acudió a la XXV Zona Militar para recoger las cartillas militares de cientos de jóvenes de San Pedro Cholula. Sin embargo, le fue negada la entrada.

“Me dijeron que regresara cuando se calmarán las cosas”, afirmó.

Otra de las represalias, asegura Ignacio Molina, fue la cancelación de un concierto que ofrecería la banda sinfónica de la SEDEMA en el municipio.

Dicho concierto se realizaría el domingo 21 de enero en el centro de Cholula. El gobierno municipal fue informado de la cancelación del evento el mismo día que terminó el convenio de seguridad.

“La cultura y el arte no deben estar sujetos ni vinculados a los derechos que tenemos los municipios de oponernos a la Ley de Seguridad”, escribió Molina huerta ayer en su cuenta de Twitter.