"Sabíamos que México merecía un gran premio por los 200 años de su Independencia, pero no queríamos un libro o un monumento en la calle, el monumento tenía que ser la gente, tenía que estar vivo”

Antonio Navalón

Creador del proyecto

México no se equivocó.

Hizo bien en apostar en la educación de sus niños y jóvenes.

Ellos han respondido satisfactoriamente.

De los mil alumnos becados, a quienes se les exige un desempeño extraordinario, 999 han cumplido, con un promedio nacional de 9.5.

Sólo uno ha tenido que ser dado de baja.

El pasado viernes 10 de agosto, los organizadores del proyecto “1,000 Becas Generación Bicentenario” asistieron a la ciudad de Toluca al cierre del curso de verano de la Generación Bicentenario, que organizó la Cruz Roja Mexicana con el Nacional Monte de Piedad para los becarios del Distrito Federal.

En la semana del 23 al 27 de julio, Dell Computer, junto con el Nacional Monte de Piedad, organizaron en Guadalajara el primer campamento de verano para los becarios de la Generación Bicentenario del Estado de Jalisco.

En 2010, el programa “1,000 Becas Generación Bicentenario” brindó la oportunidad a los estudiantes mexicanos de cuarto año de primaria hasta tercero de secundaria, de escuelas públicas y privadas, de participar en un certamen nacional que evaluó sus conocimientos e impulsó su liderazgo, con miras a ser uno de los mejores estudiantes del país y recibir un premio sin igual: una beca hasta finalizar su licenciatura.

Es la beca de mayor monto que se otorga en México.

El Fideicomiso Becas Generación Bicentenario – Nacional Monte de Piedad se constituyó con las aportaciones del Nacional Monte de Piedad, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), de la Fundación Azteca y de Homex.

Raúl Medina Mora, Presidente del Comité Técnico del Fideicomiso Generación Bicentenario

– Nacional Monte de Piedad, dio una gran noticia: el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) otorgará un Posgrado en la especialidad que los alumnos elijan, ya sea en México o en el extranjero, al concluir sus estudios de Licenciatura.

En el evento, algunos becarios presentaron a los asistentes una recreación de qué hacer en caso de que alguien necesite primeros auxilios.

Esto formó parte de lo que aprendieron durante la semana previa al regreso a clases.

Al respecto Patricia de la Vega, guía y paramédico, comentó: “Son niños muy dedicados, que ponen mucha atención a los detalles, se esfuerzan mucho, les gusta lo que hacen y les gusta aprender”.

Antonio Navalón, Presidente del Consejo Directivo del Fideicomiso Becas Generación Bicentenario – Nacional Monte de Piedad y creador del proyecto, habló de su origen: “Sabíamos que México merecía un gran premio por los 200 años de su Independencia, pero no queríamos un libro o un monumento en la calle, el monumento tenía que ser la gente, tenía que estar vivo”.

En su mensaje dijo que lo importante es entender que todo éxito que no incluye a los demás y que no genere un país más justo, no es un éxito y que es necesario crear mundos donde a todos les vaya bien.

Por su parte, Esteban Moctezuma, Presidente de Fundación Azteca, quien ha sido uno de los principales promotores del Fideicomiso, habló acerca de la importancia de no ver a México como un país pobre, como lo muestran las cifras.

“Somos un país lo suficientemente rico para salir de la pobreza”.

Mencionó que los becarios representan la fuerza y vigor para construir el gran país que estamos destinados a ser.

Raúl Medina Mora, Patrono Presidente del Nacional Monte de Piedad, felicitó a los becarios del Distrito Federal, asistentes a este curso de verano, por haber ganado esta beca, que fue por su talento y méritos propios.

Y les dijo: “Ahora el reto para ustedes es mantener su beca hasta terminar un posgrado, y que con los demás becarios se unan y hagan grupo, hagan la Generación Bicentenario, en beneficio de un mejor México, de un México exitoso y trascendente”.

Los asistentes al evento que hacen posible que la Generación Bicentenario pueda lograr su objetivo a través de la educación, coincidieron en que estos niños representan el futuro exitoso de México.

Hoy después de dos años de implementado el Fideicomiso Generación Bicentenario – Nacional Monte de Piedad, los niños y jóvenes que lo conforman saben que tienen en sus manos una oportunidad única para cambiar al país.

Así lo expresó Enrique Isaac Peña, uno de los becados: “Esto sólo pasa una vez, es un honor y un orgullo haber ganado esta beca”.

“La mano se mece y la Generación Bicentenario se los agradece”, fue la porra con la que los alumnos despidieron a los asistentes.