¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CANDIDATOS

Derrochan en campañas

Imelda García

Banderines, escenarios, volantes, lonas, pintura de bardas, espectaculares, perifoneo, camisetas, carteles, botargas… la lista de gastos de los candidatos a gobernador parece interminable.

De acuerdo con los dictámenes de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), los candidatos y sus partidos tuvieron gastos millonarios en la búsqueda del voto ciudadano.

En los documentos queda constancia de cómo los partidos intentan encontrar argumentos para no justificar algún gasto o para comprobarlo a modo.


Jul 12, 2017
Lectura 6 min
portada post

19.2 Millones de pesos tope de gastos de campaña establecido por el INE

El gasto de Guillermo Anaya, en total, ascendió a 24 millones 361 mil pesos, 5 millones 118 mil pesos más que lo establecido

En total, el gasto del priista Miguel Riquelme ascendió a 25 millones 223 mil pesos, casi 6 millones de pesos más del tope de campaña

Banderines, escenarios, volantes, lonas, pintura de bardas, espectaculares, perifoneo, camisetas, carteles, botargas… la lista de gastos de los candidatos a gobernador parece interminable.

De acuerdo con los dictámenes de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), los candidatos y sus partidos tuvieron gastos millonarios en la búsqueda del voto ciudadano.

En los documentos queda constancia de cómo los partidos intentan encontrar argumentos para no justificar algún gasto o para comprobarlo a modo.

Se trata de dinero de los ciudadanos, otorgado a los partidos políticos mediante las prerrogativas que les entrega el INE, pero también de recursos que les dieron sus militantes o donativos de sus simpatizantes.

Los candidatos están obligados a reportar todos sus gastos al INE, mediante el uso del Sistema Integral de Fiscalización, en el que deben subir tanto el reporte de sus gastos como los comprobantes de las erogaciones.

Sin embargo, el INE detectó que es una práctica común que los candidatos no reporten todos los gastos que se hacen.

El Instituto lo sabe porque, además del Sistema, el propio INE tiene un equipo de verificadores que visitó los eventos de los candidatos y documentó gastos –como espectaculares, pinta de bardas o regalos que se entregaban a los ciudadanos-, con lo que pudo saberse que no todo fue registrado.

Este viernes, el INE determinará si los candidatos rebasaron el tope de campaña, lo que podría llevar a la anulación de la elección; es en Coahuila donde se ve más factible ese escenario, por la aplicación de un criterio para contar como gasto de campaña el pago a los representantes de casilla.

Coahuila, gastos polémicos

En Coahuila, los gastos de campaña reportados a la autoridad electoral tanto por el candidato del PRI como del PAN podrían ocasionar la anulación de la elección del pasado 4 de junio.

El priista Miguel Riquelme, quien ha sido declarado ganador de la contienda, tuvo gastos reportados por 17 millones 315 mil 458 pesos. A estos, el INE sumó 4 millones 474 mil pesos de gastos en campaña que no reportó, y 3 millones 401 mil por el cálculo del pago a los representantes de casilla, el día de la elección.

El gasto más fuerte del priista estuvo en la colocación de propaganda en la vía pública, en la que invirtió 5 millones 366 mil pesos.

Según el informe del INE, Riquelme solo se financió de recursos entregados para los fines de la campaña; no recibió aportaciones de militantes de los partidos de coalición ni donaciones de sus simpatizantes.

En su campaña, el priista prometió a las mujeres que las apoyaría con un ingreso mensual en caso de ganar. En la impresión de los formatos Riquelme invirtió 835 mil 200 pesos.

El panista Guillermo Anaya reportó gastos por 16 millones 143 mil pesos. El INE, sin embargo, detectó que no reportó 5 millones 277 mil pesos, además de 2 millones 940 mil pesos que se habrían pagado a los representantes de casilla.

En total, el gasto de Anaya ascendería a 24 millones 361 mil pesos, 5 millones 118 mil pesos (26 por ciento) más que lo establecido como tope de campaña (19 millones 242 mil pesos).

Al igual que Riquelme, Anaya reportó que su campaña solo se financió con recursos de transferencias locales, no con aportaciones de militantes o de simpatizantes a su proyecto.

El mayor gasto del panista estuvo en la operación de su campaña, en lo que invirtió 6 millones 452 mil pesos.

Uno de los gastos en los que Anaya dejó inconforme al INE fue en el de las encuestas de las que habló el panista cuando, la noche del 4 de junio, salió a proclamarse ganador.

El INE acusó, empero, que el gasto en estas encuestas no fue registrado en la contabilidad de la campaña. El candidato respondió que ese gasto debe registrarse como ordinario (del partido) y no de campaña.

Consultados por la autoridad electoral, Parametría habría cobrado 640 mil 320 pesos.

El Instituto sostuvo que este gasto sí debió registrarse como gasto de campaña, pues el candidato se benefició de esa información, pero dejó el asunto a la Secretaría Ejecutiva del INE.

La elección de Coahuila es la que podría estar en la antesala de la anulación por el dictamen que ha aprobado la Comisión de Fiscalización el INE, que determinó que tanto el candidato del PRI, Miguel Riquelme, como el del PAN, Guillermo Anaya, rebasaron los topes de campaña.

Edomex, millones sin reportar

En el Estado de México, los candidatos realizaron gastos millonarios que no reportaron a la autoridad electoral.

El priista Alfredo del Mazo, quien hasta ahora es considerado ganador de los comicios del 4 de junio, reportó gastos por 116 millones 57 mil pesos. La inversión más fuerte estuvo en la propaganda en vía pública, en la que gastó 29 millones 327 mil pesos.

Empero, además del gasto reportado, el INE encontró que Del Mazo no reportó la inversión de 52 millones 233 mil pesos.

Por ejemplo, el INE señala que el candidato omitió reportar gastos por 10 millones 848 mil pesos en actividades, bienes o servicios que le sirvieron para su propaganda en la vía pública.

En el caso de Delfina Gómez, la candidata de Morena a la gubernatura, reportó un gasto total de 122 millones 340 mil pesos; el INE documentó gastos no reportados por 16 millones 129 mil pesos.

La candidata reportó haber recibido, además del dinero público para su campaña, 413 mil pesos de aportaciones de militantes de Morena y 307 mil pesos de simpatizantes, ambas en especie.

El gasto más fuerte de la campaña de Gómez Álvarez no estuvo en la propaganda, sino en la operación en tierra de su campaña, para lo que invirtió 67 millones 541 mil pesos.

Parte de su gasto en redes sociales ascendió a 9 millones 541 pesos. De ellos, por ejemplo, el manejo de pautas en Facebook y Twitter durante los meses de abril y mayo tuvieron un costo de 8 millones 119 mil pesos.


Notas relacionadas

Abr 5, 2018
Lectura 7 min

CANDIDATOS

Más show a la política

J. Jesús Lemus


Abr 5, 2018 Lectura 7 min

Nov 29, 2016
Lectura 5 min

CANDIDATOS

Filtros… de papel

Julio Ramírez


Nov 29, 2016 Lectura 5 min

Comentarios