Los contratos millonarios para mejorar la imagen no son exclusivos del virtual ganador Enrique Peña Nieto, quien contrató a una empresa estadounidense para promoverse en Estados Unidos y neutralizar la información negativa en su contra.

Y es que, de acuerdo con la misma fuente vinculada a este caso, el gobierno federal contrató a una empresa con sede en Las Vegas, Nevada, para promover los logros del presidente y captar la atención de los medios, con el fin de obtener propaganda positiva.

El contrato con R&R Partners, Inc. detalla que el objetivo es un lograr una cobertura mediática conveniente para el líder de Los Pinos y su equipo, antes de celebrar en Los Cabos la última Cumbre del G20.

Especifica también que prestaría el servicio desde el 15 de febrero hasta el 14 de  2012, pagando 100 mil dólares mensuales, lo equivalente a 500 mil dólares en total.

El proyecto, que se titula G20 2012 México, se hizo con el fin de ganarse a los medios a través de estrategias publicitarias y de captar su atención por medio de eventos de promoción, declaraciones y datos revelados durante ese periodo.

Esto lo harían a través de la presencia efectiva en medios internacionales, redes sociales y el sitio oficial del G20.

Objetivos

De acuerdo al documento emitido por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el deseo del presidente era promover los cinco principales objetivos de la cumbre alrededor del mundo.

Particularmente establece que deben enfocarse en lograr una buena imagen ante Beijing, París, Berlín, Tokio, Londres, Nueva York y Washington D.C.

Otro de los objetivos que destacan es el de promocionar a la presidencia de Felipe Calderón como colaborativa y abierta a escuchar ideas de otros países, organismos y ciudadanos.

La idea también fue aprovechar todas las declaraciones de funcionarios mexicanos que viajan al extranjero a favor de Calderón, así como de las compañías que estuvieran invirtiendo en México.

También se centraron en recopilar lo que las organizaciones no gubernamentales distinguían como logros significativos de México.

Fase 1: Preparación

Lo que la empresa hizo para lograrlo fue: recopilar información, hechos y estadísticas que fundamentaran el buen desempeño de México y realizar un inventario de los medios de comunicación existentes de Felipe Calderón y su equipo, como primera acción.

Después recopiló opiniones de líderes que no están en el G20 e identificó los eventos prioritarios en relación a la cumbre.

Esto con la finalidad de promover el desempeño de su administración en relación al los objetivos específicos de la cumbre: éxito económico, ambiente, disciplina fiscal, infraestructura, inversión social, crimen y seguridad.

Pero más allá de resaltar lo bueno en estos puntos clave, la intención era hacer ver a México como un salvador en materia de economía, y a Calderón como el líder indicado.

Además de resaltar que el G20 era más importante que nunca por la crisis financiera mundial actual.

Por último, se prepararon mensajes para promover a Calderón como el “vocero perfecto” en este punto de la historia, porque los retos a enfrentar son los mismos que giraron en torno a la recesión en México a mitad de los noventa.

Fase 2:

Ejecución de campaña

Ya iniciada la acción para la mejoría de la imagen presidencial, uno de las herramientas utilizadas fue brindarle espacio para entrevistas tradicionales en los medios internacionales.

También insistir en una coordinación de opiniones en editoriales, al igual que desarrollar eventos y oportunidades para que la prensa hablara de México como sede del G20.

Asimismo hubo, de acuerdo a los planteamientos, coordinación con embajadas y consulados para que se hablara más del tema, desde un ángulo favorable.