Luego que varias gasolineras, ubicadas en Baja California, se pusieran de acuerdo en sus precios, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) decidió imponer una multa que asciende a los 51 millones de pesos.

Y es que las gasolineras decidieron mantener los precios máximos de la gasolina en lugar de beneficiar al consumidor y aplicar descuentos, por lo que la Comisión determinó sancionarlas con una multa.

Esta sanción se aplicó a las gasolineras Gasmart, Rendichicas, Appro, Magigas, Eco y las sociedades Colorado, Florido, Becktrop, Ravello, Dagal y Cargas.

A su vez, las empresas y 11 personas físicas fueron acusadas por prácticas monopólicas absolutas en el mercado de la comercialización de gasolinas en los municipios de Tijuana y Mexicali, en Baja California.

A través de un comunicado, afirman que también Onexpo Baja, la Asociación de Estaciones de Gasolina de Tijuana (APEGT), la Asociación de Gasolineros de Mexicali (Onexpo Mexicali) y cuatro personas físicas incurrieron en el ilícito de haber coadyuvado, propiciado o inducido esas conductas anticompetitivas.

“Las prácticas anticompetitivas sancionadas consistieron en acuerdos entre competidores para mantener los precios de las gasolinas en el precio máximo determinado por el Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”, señaló la Cofece.

Como medida previa a la liberalización de los precios de las gasolinas, en términos de la normatividad aplicable de aquel entonces, la SHCP anunció que desde enero de 2015 entrarían en vigor precios máximos de venta al público.

A partir de esta nueva política, los expendedores podían ofrecer, de manera independiente, precios menores al máximo para ganar la preferencia de los consumidores.

Lee: Profeco incautará combustibles a gasolineras que aumenten precios