A pocas horas de que el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, anunciara que su partido presentaría una demanda de juicio político en contra de Genaro García Luna por las irregularidades en el caso Cassez, la francesa declaró que el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública deseaba “su muerte”.

Tras reclamar una vez más que es “víctima de un error judicial”, aseguró que ella “era el objetivo a abatir de García Luna. Estaba en sus manos. Él quería mi muerte”,  compartió Cassez en entrevista con el semanario francés Paris Match.

La declaración surgió después de que contara que uno de los momentos más difíciles de su estancia y  encarcelamiento en México fue durante su traslado en 2009 a la prisión de Santa Marta.

Cassez dijo que interpretó esta acción como castigo por hablar demasiado con la prensa.

A propósito del papel de los medios en el caso, la francesa dijo que quiere alejarse de la atención mediática recibida al llegar a su país de origen. 

“No pretendo ser alguien excepcional. Algunos quieren compararme con Ingrid Betancourt. Yo no. No soy ella y no lo seré jamás (…) nuestros sufrimientos son diferentes”, dijo. 

 “Si tengo que repetir mi inocencia todos los días, lo haré, pero es un círculo vicioso. ¿Cómo demostrarla?”, dijo Cassez, condenada a 60 años de prisión por secuestro y otros delitos, pero puesta en libertad por fallas en el proceso judicial.