La senadora Ana Lilia Rivera Rivera enfatizó que “no basta un 25 de julio de cada año para festejar el día de las mujeres afrodescendientes”, sino garantizar sus derechos cuando acudan a los servicios de salud, educación o empleo.

Durante la presentación del libro Afromexicanas: trayectoria, derechos y participación política, la legisladora de Morena subrayó que es necesario trabajar para que no haya una minoría que no esté representada en la democracia nacional, así como reclamar los derechos que han sido invisibilizados por la historia.

En tanto, su compañera de bancada, María Celeste Sánchez Sugía, recordó que históricamente las mujeres afromexicanas han enfrentado condiciones de desigualdad y distintas formas de discriminación, especialmente racial, lo cual ha impedido que sus aportaciones sean reconocidas y su trabajo dignificado.

Aseveró que ellas han padecido tres tipos de discriminación: por su origen africano, por ser mujeres y por su condición de esclavas; incluso, dijo, han sido poco estudiados y difundidos varios temas en torno a ellas, como su trayectoria, la lucha por sus derechos, su participación política y las dificultades que enfrentan actualmente.

De este modo, agregó Sánchez Sugía, el libro abonará a la difusión del tema y visibilizará los aportes de este sector de la población.

En uno de los apartados de esta publicación se relata la experiencia y trayectoria de distintas generaciones de mujeres afromexicanas, quienes han trabajado en sus comunidades, regiones y en las distintas formas de representación política.

María Elisa Velázquez Gutiérrez, coautora del libro e investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, puntualizó que una de las repercusiones de la invisibilización de este sector, es el desconocimiento que existe en la sociedad mexicana sobre su participación e importancia, así como la discriminación y el racismo que aún enfrentan.

“Este ensayo es una modesta contribución a la enorme deuda histórica que tenemos con las mujeres afromexicanas que, hasta estos días, trabajan para mejorar sus condiciones de vida y la de sus descendientes con paciencia y con tenacidad”, subrayó.

En el evento también participaron Carolina del Ángel Cruz, consejera del Instituto Electoral de la Ciudad de México; Marben de la Cruz Santiago, diputada electa del Congreso de Guerrero; Rosa María Hernández Fitta, síndica electa del ayuntamiento de Cuitláhuac, Veracruz.

También puedes leer:  Comunidades indígenas y afromexicanas pulverizadas