Con el compromiso de garantizar la atención médica de calidad, digna y gratuita para las y los potosinos sin que nadie se quede atrás, el gobierno de San Luis Potosí que encabeza Ricardo Gallardo Cardona y el Gobierno federal a través del director general del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar y el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, firmaron el Acuerdo Marco para la Ampliación del Programa IMSS-Bienestar en la entidad.

Durante la firma del acuerdo, Gallardo Cardona destacó que el día fue histórico para San Luis Potosí porque se terminará la corrupción que existía en la Secretaría de Salud y ahora se transparentarán los recursos, además de que se podrá liberar dinero para que la entidad fortalezca acciones en los 58 municipios que la conforman.

“Todas las unidades médicas estatales de los 58 municipios se atenderán a través de IMSS-Bienestar, que dará un servicio gratuito a la comunidad, no solo a derechohabientes del IMSS.

“No faltarán medicamentos ni instrumentos, pero sobre todo se ampliará la plantilla laboral”, manifestó el mandatario estatal.

Sobre el convenio

El convenio para la federalización de los servicios de salud refrenda la buena relación entre el Gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador y el Gobierno de San Luis Potosí, pues además de garantizar un servicio de salud digno, gratuito y universal, dará certeza laboral a las y los trabajadores de las diferentes unidades clínicas y hospitales.

De esta forma, será una herramienta jurídica que establecerá las acciones generales de ambas competencias para que fluya la coordinación, el intercambio de información y se desarrollen los trabajos y gestiones necesarias para la operación del Programa IMSS-Bienestar en el estado.

Previo a la firma del convenio se llevó a cabo la presentación del Levantamiento IMSS-Bienestar en el Estado de San Luis Potosí, procedimiento que consistió en recabar la información de la infraestructura médica del sector salud en el estado.

Se realizó del 2 al 17 de mayo en 318 clínicas y hospitales, por 95 personas del Programa IMSS-Bienestar en áreas de Recursos Humanos, Recursos Financieros, Recursos Materiales, Servicios Generales, Construcción y Conservación y Situación Jurídica de los inmuebles.

Esto permitirá identificar las brechas y generar los requerimientos necesarios para mejorar el proceso de atención médica, una vez que pasen las instalaciones al Programa IMSS-Bienestar.