Después de una jornada en la que se registraron robos de urnas e incluso intimidaciones con armas de fuego, la Coalición Puebla Unida integrada por PRD, PAN, Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano se quedó con la capital del Estado al asegurar el triunfo del candidato en común, José Antonio Gali Fayad.

“Este gran triunfo es un triunfo de todos, de todos ustedes, de la gente que trabajó muy fuerte en la campaña”, indicó.

De las 217 presidencias municipales que se renovaron, así como las 26 diputaciones del Congreso local, la capital, Puebla, representaba la llamada “joya de la corona” en las elecciones del domingo.

Según los resultados preliminares, la Alianza 5 de Mayo conformada por el PRI y el PVEM perdieron la capital del Estado que actualmente gobierna Rafael Moreno Valle. 

El abstencionismo registró poco más del 55 por ciento en la entidad.