La bancada legislativa del PAN arremetió ayer contra el tesorero y el procurador del Estado durante la glosa del Cuarto Informe del gobernador priista Rodrigo Medina.

Ante la presencia de los titulares de cinco dependencias estatales, los diputados albiazules cuestionaron a los funcionarios por no responder a los exhortos que el Poder Legislativo les ha hecho en el último año.

Desde ayer, el Congreso local comenzó a revisar el primer eje del Informe que el mandatario estatal rindió el pasado 9 de octubre, denominado “Gobierno de Calidad y Seguridad Integral”.

Los legisladores panistas fueron los primeros en cuestionar sobre la deuda estatal y los índices delictivos en la entidad.

El diputado Jesús Hurtado reprochó al tesorero Rodolfo Gómez, por supuestamente ocultar información sobre el refinanciamiento de los créditos contraídos.

En medio de los cuestionamientos, el legislador mostró a los asistentes una caja de cartón que contenía la información solicitada sobre los pasivos, la cual aseguró, fue enviada por el titular de la Tesorería.

El diputado aclaró que en esa documentación no se localizaron datos acerca de los refinanciamientos de la deuda estatal.

Sin embargo, el tesorero respondió que ahí sí se podía encontrar la información y que nunca fue ocultada.

A este cuestionamiento se sumaron las críticas del diputado albiazul Enrique Barrios.

Aunque el tema del replaqueo vehicular de 2014 no estaba dentro de la glosa, el panista aprovechó la presencia de los titulares para debatir esa medida.

El legislador priista Francisco Cienfuegos advirtió al tesorero que, si quería, podía no contestar esa pregunta.

Gómez dijo que la Tesorería simplemente quería “dar cumplimiento a las leyes”.

Barrios también se dirigió al procurador Adrián de la Garza.

Señaló que era una falta de respeto que la Procuraduría del Estado no haya respondido a un exhorto que exigía información sobre los delitos cometidos por el crimen organizado.

El diputado del PAN le cuestionó por qué ahora el personal de esa dependencia recoge los cadáveres de las escenas delictivas, cuando eso le correspondía a la Cruz Verde.

“Están ocultando descuartizados, colgados, ejecutados, torturados”, añadió en ese sentido.

De la Garza negó las acusaciones.

“Es una grosería que le imputen a la institución actos falsos”, respondió.

A la primera etapa de este análisis también acudieron el general Alfredo Flores, titular de Seguridad Pública del Estado, el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, y el contralor Gustavo Alarcón.

La glosa continuará el próximo 21 de noviembre con los temas relacionados al Desarrollo Social.