Las nuevas alcaldías de la Ciudad de México tienen dentro de sus filas a diversos funcionarios que brillan por su historial de irregularidades o por sus nexos familiares que los pusieron en su cargo.

Se trata de servidores con niveles directivos que tienen un historial de estar involucrados en escándalos de corrupción, han sido acusados de cometer conflictos de interés o han enfrentado denuncias penales.

También existen casos de personas que ocupan un cargo a pesar de su militancia partidista y su nexo familiar con algún diputado o exservidor local.

Funcionarios de alcaldías con historial gris

Existen 3 directores que trabajan en 3 alcaldías que cambiaron de gobernante y tienen un historial polémico o de irregularidades.

Miguel Espinosa Armenta se desempeña actualmente como director de Administración y Finanzas de la alcaldía Azcapotzalco y según el portal de transparencia presupuestaria “Tu Ciudad, Tu Dinero” recibe un sueldo mensual bruto de 82 mil 13 pesos.

El actual servidor de la demarcación estuvo involucrado en la investigación la “Estafa Maestra” elaborada por Mexicanos Contra la Corrupción en la que se descubrió que entre 2013 y 2014 el Gobierno Federal encabezado por Enrique Peña Nieto, desvió más de 7 mil millones de pesos a través de la contratación de empresas fantasma.

Según la versión digital de la investigación, Espinosa Armenta fue director General Adjunto de Operación de Programas de Atención a Grupos Vulnerables de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) en dicho periodo y autorizó contratos dentro de la dependencia con empresas apócrifas.

Miguel Espinosa Armenta fue director General Adjunto de Operación de Programas de Atención a Grupos Vulnerables de la SEDATU, y en dicho periodo presuntamente autorizó contratos dentro de la dependencia con empresas apócrifas

Después está Jorge Real Sánchez, quien desde el 1 de octubre se desempeña como director de Participación Ciudadana de la alcaldía Miguel Hidalgo y percibe una remuneración mensual de 74 mil 882 pesos, según consta en el portal “Tu Ciudad, Tu Dinero”.

Real Sánchez fue denunciado por el otrora concejal de la demarcación, Yahir Figueroa, ante la Secretaría General de la Contraloría de la Ciudad de México en noviembre de 2020 por cometer conflicto de interés y usar su entonces cargo de contralor del Congreso de la Ciudad de México con fines proselitistas.

Según el concejal, Real Sánchez violó la ley por ocupar el cargo público mientras era el presidente del Partido Acción Nacional (PAN) en Miguel Hidalgo.

Además de lo anterior, el 8 de enero de 2020, Reporte Índigo publicó la nota titulada “Panistas encubridores en conflicto de interés”, donde se menciona que en 2018 una empresa representada por un militante del PAN recibió un contrato de 250 mil pesos en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) sin importar el conflicto de interés en el que se incurrió porque la contraloría era encabezada por Andrés Sánchez Miranda, quien también es parte del blanquiazul.

A pesar de lo anterior, la contraloría del Congreso a cargo de Real Sánchez de 2019 a 2020, no sancionó ni investigó el caso por su militancia en el PAN.

El tercer caso de un funcionario con historial polémico es el de Joel Salmerón de la Cueva, quien desempeña el cargo de director B en la alcaldía Tlalpan y recibe un pago al mes de 59 mil 867 pesos, según el portal “Tu Ciudad, Tu Dinero”. Sin embargo, no aparece en el directorio de la demarcación y se desconoce a qué área está adscrito.

Salmerón de la Cueva fue denunciado penalmente ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por el delito de discriminación en 2019 por Grupo Financiero Mifel, quien acusó al funcionario de haber iniciado una campaña de desprestigio en redes sociales para propiciar la clausura de una obra en construcción.

Además de esto, fue el servidor que estuvo a cargo dentro de la demarcación de llevar a cabo el polémico proyecto de las escaleras eléctricas de la zona de barrancas, criticado por su alto costo que superó los 50 millones de pesos.

Los familiares

Además de los 3 casos mencionados, existen otros 3 funcionarios directivos en 2 alcaldías con un nexo claro con una fuerza política y que son familiares de líderes partidistas.

El primero es Josué Chávez García, quien es director de Gobierno y Vía Pública de la alcaldía Tlalpan y recibe un sueldo mensual bruto de 59 mil 867 pesos, señala el portal de transparencia presupuestaria “Tu Ciudad, Tu Dinero”.

Sin embargo, Chávez García es hijo de Higinio Chávez, exdelegado en Tlalpan del Partido de la Revolución Democrática (PRD) durante el periodo de 2009 a 2012, mismo partido que actualmente gobierna en la demarcación con Alfa González.

Después está Araceli Moreno Rivera, quien según el portal de la alcaldía Venustiano Carranza es la directora de Fomento Económico y Planeación y recibe un sueldo mensual de 67 mil 189 pesos, de acuerdo con el portal de transparencia presupuestaria del Gobierno capitalino.

Araceli Moreno Rivera es hermana del exalcalde y actual diputado federal de Morena, Julio César Moreno Rivera, y del exdelegado, Israel Moreno Rivera.

Por último, está Josefina Salgado Vázquez quien, de acuerdo con el portal “Tu Ciudad, Tu Dinero” del gobierno local, desde el 1 de octubre es directora ejecutiva A en la alcaldía Tláhuac con una remuneración mensual de 67 mil 189 pesos.

No obstante, se desconoce el área en la que trabaja, pues el directorio de la alcaldía Tláhuac no es público.

Josefina es hermana del exdelegado de Tláhuac y exdiputado local, Rigoberto Salgado Vázquez, quien enfrentó un proceso de destitución por su presunto nexo con el crimen organizado.

También puedes leer: Alcaldías de CDMX, sin interés en transparencia