En abril de este año se dio a conocer que las bandas criminales dejaron de “ordeñar” ductos para contrabandear gasolinas por lo que intensificaron su operación en aduanas fronterizas y puertos marinos para, en colusión con funcionarios aduanales, introducir al país combustibles de manera ilegal.

De este modo, las aduanas de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, así como los puertos de Altamira y Tampico, en Tamaulipas, se convirtieron en los principales puntos para el ingreso clandestino de pipas con combustible adquirido en Estados Unidos.

En ese entonces, Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributario, informó que “ahora el ‘huachicol’ está en el comercio exterior”, y que los criminales roban en el Golfo, lo sacan a mar abierto y lo meten de nuevo con pedimentos de importación falsos.

“Como es robado, sí les convenía pagar impuestos. Ahora ni siquiera los pagan”, reveló en una reunión con miembros de la Cámara de Diputados.


Por lo anterior, y tras publicarse en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto para la creación de la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM), el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que las fuerzas armadas serán las responsables de la administración.

En la conferencia de prensa matutina, enfatizó que se reforzará el combate al contrabando de armas y drogas, así como la evasión fiscal.

Explicó que la ANAM dependerá del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y su operación estará a cargo de las Fuerzas Armadas.

Dijo que se cuenta con un periodo de 180 días para la transición, tiempo en el que se decidirá la renovación de los administradores aduaneros en donde no se permitirán “recomendados”.

“Ya se publicó el decreto, vamos a reforzar las aduanas terrestres, marítimas con el apoyo de la Secretaría de la Defensa, con el apoyo de la Secretaría de Marina, tenemos que combatir el contrabando, seguir combatiendo el contrabando como la introducción de drogas, la evasión fiscal y limpiar las aduanas”, afirmó.

A su vez, indicó que “actuará en coordinación con el SAT (y) depende de la Secretaría de Hacienda, pero lo operativo serán las Fuerzas Armadas”. Mismos que serán responsables de la administración.

Lee también: AMLO crea Agencia Nacional de Aduanas de México para terminar corrupción y contrabando

“Hay problemas de contrabando, de combustibles, desde luego la entrada de armas, fentanilo, necesitamos poner orden en todo lo relacionado con los Aduanas”, subrayó.

El primer mandatario dijo que ya se había iniciado con los cambios en los puertos porque ahora los opera la Secretaría de Marina, “se está poniendo orden y ahora toca el turno de las aduanas”.

Ayer, en el DOF se publicó el decreto por el que se crea la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM), el cual es un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dotado de autonomía técnica, operativa, administrativa y de gestión, que tendrá el carácter de autoridad fiscal y aduanera y facultades para emitir resoluciones en el ámbito de su competencia.