El político Gibrán Ramírez denunció un presunto acarreo de personas de diferentes estados de la República asistieron a la marcha convocada por el presidente Andrés Manuel López Obador (AMLO).

Incluso, afirmó que gobiernos del norte del país ordenaron a funcionarios asistir a la marcha de este domingo en apoyo al presidente AMLO.

Según el exaspirante a la dirigencia nacional de Morena, trabajadores de ayuntamientos y gobiernos de Morena fueron instruidos para acudir a la marcha de este domingo.

Detalló que el transporte, hospedaje y alimentación de los asistentes fue totalmente cubierto por el gobierno.

“He hablado con trabajadores de ayuntamientos y gobiernos de Morena en el norte de la república. Ir a la marcha fue una instrucción, con el transporte, la alimentación y el hospedaje cubiertos. Clasista no es denunciar el acarreo; es aprovechar su posición de dominio y acarrear”. dijo en sus redes sociales.

Lee también: VIDEO: Ebrard es agredido en el rostro durante la marcha por los 4 años de AMLO

Llamó a la movilización un “macro acarreo para el desfile presidencial” y criticó al actual gobierno por usar recursos públicos para este evento.

“Clasista no es denunciar el macro acarreo para el desfile presidencial; clasista es decir que se gobierna para los de abajo, instrumentalizarlos y utilizar sus recursos para el oropel que complazca el ego del rey –como antes, como siempre”, dijo.

Gibrán Ramírez se une a Téllez y Calderón

Al igual que Gibrán, la senadora panista, Lilly Téllez, criticó la marcha del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para celebrar sus cuatro años en el poder.

Téllez incluso “proclamó” el 27 de noviembre como “el día del acarreado”, pues según la panista, el presidente AMLO no cuenta con la simpatía de la población que siempre pregona.

“Nuestros impuestos van a pagar la acarreada de la marcha forzada. Es la cúspide del culto a la personalidad…desquiciada”, escribió.

Finalmente, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa también aseguró que los asistentes al evento son “acarreados“.

“Es tan burdo que han tenido que admitirlo”, dijo en su cuenta de Twitter.