Los grupos parlamentarios del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD, con el apoyo del PT, “reventaron” la sesión de ayer en la Cámara de Diputados y, de esta forma, frenaron la aprobación del dictamen para la extinción de 109 fideicomisos públicos.

Después de un debate enmarcado por acusaciones y descalificaciones entre la mayoría y la oposición, e incluso señalamientos del Partido Verde y el Partido del Trabajo en contra de la eliminación de los fondos, se abrió el tablero para la votación en lo general.


Sin embargo, el dictamen no se aprobó debido a que solo se emitieron 119 votos a favor, 27 en contra y 13 abstenciones, con lo que daba un total de 233 diputados presentes de los 251 requeridos como mínimo para que se alcanzara el quórum

Desde su curul, el morenista Rubén Cayetano García acusó a la oposición de recurrir a la “marrullería” debido a que estaban en el recinto de San Lázaro pero no se presentaron al Pleno a votar ni a pasar lista de asistencia.

Otro morenista, Pablo Gómez, pidió a la presidencia que se rectificara el quórum y se llamara a todos los diputados a que acudieran a votar. Su coordinador, Mario Delgado, solicitó que se ampliara la tolerancia a fin de que se reuniera la cantidad necesaria para deliberar la iniciativa.

La presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, sostuvo que el tablero electrónico ya tenía 31 minutos abierto, pero concedió 15 minutos más para rectificar la aistencia. Al final el registro de llegó a 222 legisladores.

“En virtud de que no se ha alcanzado el quórum se levanta la sesión y cito para la próxima el día martes 6 de octubre del año en curso”, mencionó la presidenta.

El dictamen que será sometido a discusión la siguiente semana busca extinguir instrumentos del fondo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, el Fondo de Desastres Naturales y el Fondo de la Financiera Rural.

Otros instrumentos que desaparecerían son el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, el Fondo Metropolitano, y el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (víctimas), entre otros.

El dictamen fue fundamentado por el presidente de la Comisión de Presupuesto, el morenista Erasmo González, quien afirmó que de esta forma se contribuye a tener unas finanzas públicas más sanas, transparentes y eficientes, que fortalecerá la capacidad del Estado mexicano para atender las grandes responsabilidades y sobre todo las dificultades a partir de la pandemia del COVID-19.

La discusión enfrentó a los aliados del bloque mayoritario, ya que el diputado del PT, Francisco Javier Huacus, calificó el dictamen como “faccioso” y anunció que su bancada votaría en contra.

El panista José Elias Lixa pidió parar esta “locura y esta torpeza legislativa” que causará daños irreversibles.

“Éste es un golpe a la investigación, a la educación y el desarrollo tecnológico, a los derechos humanos y el periodismo, al medio ambiente y al campo, es un golpe brutal a la capacidad de nuestras comunidades y su capacidad de reacción ante el flagelo de desastres naturales”, mencionó.

El priista, Eduardo Zarzosa, consideró que se le está dando una puñalada al pueblo por la propuesta de eliminar los fideicomisos.

“Los casi 70 mil millones de pesos que hoy MORENA nos está robando a todos, no lo van a utilizar para atender la emergencia sanitaria, no. Lo van a utilizar para seguir invirtiendo en sus programas demagógicos con miras a las elecciones de 2021. Ahí está la trampa de todo este show que están armando”, comentó el mexiquense.

De Movimiento Ciudadano, la diputada Fabiola Loya, afirmó:


Tenemos ante nosotros un dictamen que pretende desviar más de 68 mil millones de pesos de forma opaca y discrecional que estaban destinados para el apoyo de múltiples comunidades y sectores de nuestro país

Fabiola Loya

Diputada de Movimiento Ciudadano

Al final, los legisladores de oposición reservaron todos los artículos, por lo que no hubo materia para que se aprobara en lo particular, el tema quedó en suspenso hasta el martes de la siguiente semana.

Los riesgos de desaparecer los fondos y fideicomisos

Adriana Hernández Hortiales, asesora en economía, finanzas y política pública, considera que la eliminación de fideicomisos tendrá un costo muy alto a comparación del beneficio que podría traer para la administración federal, por el nivel de gasto que está realizando.

“Uno de los daños más graves es el de los científicos que se quedan sin becas, pero también un daño que viene es el del Fonden, están proponiendo un nuevo mecanismo, pero no especifican ni reglas, ni bajo qué mecanismos va a operar, van a extinguir un fideicomiso que ha sido premiado a nivel internacional por su nivel de funcionamiento y porque garantiza que siempre va a haber recursos”, comenta.

La especialista agrega que tanto el presidente como los legisladores de Morena comentan que el motivo por el cual propusieron la eliminación de los fideicomisos es porque son instrumentos que manejan recursos en la opacidad o de manera discrecional, sin embargo, no presentan pruebas de sus dichos, por lo que no queda claro el objetivo de extinguirlos.


Estoy a favor de que si algo está manchado por corrupción habrá que investigarlo, sancionarlo y mejorarlo, no así extinguir, porque ya hemos visto la catástrofe que sucede cuando eliminan por el simple argumento de que eran opacos

Adriana Hernández Hortiales

Asesora en economía, finanzas y política pública

Sobre los 68 mil millones de pesos que el Gobierno federal pretende utilizar con la desaparición de los fideicomisos, Hernández Hortiales considera que es una cantidad muy pequeña a comparación de los recursos que fueron retirados de instrumentos para la estabilización de las finanzas públicas de estados y municipios.

“Son alrededor de 68 mil millones de pesos. El año pasado en seis meses se gastaron 30 mil millones de pesos del FEIEF (Fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas), en siete meses de 2020 se gastaron 170 mil millones de pesos del FEIF (Fondo de Estabilización de los ingresos Presupuestarios), entonces es un monto muy pequeño para el nivel de gasto que está llevando a cabo el gobierno actual”, concluye.

También puedes leer: Fideicomisos, sin fondos para la ciudad