El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez anunció este jueves que no contenderá por la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), pues no existen “las condiciones democráticas”.

“Les comparto mi decisión de no competir por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional de nuestro partido, el PAN, al no encontrar, por ahora, las condiciones democráticas que, por vocación, convicción, y, por el bien de México, deberían animar su vida interna”, expresó en un video.

También señaló que como panistas se debe renovar la visión del partido y asumirse como oposición y opción, ya que el país lo necesita.

En el video, agradeció el respaldo que recibió por parte de compañeros y compañeras del partido hacia su eventual postulación

Y recordó que desde hace 25 años es militante del partido y, desde entonces, ha tenido la oportunidad de ocupar cuatro cargos de elección popular.

Lee: Panistas acusan que informe de AMLO está lleno de mentiras: “Un México en el que no vivimos”

Finalmente, dijo que no deben conformarse con recibir el voto de castigo contra otros y aclaró que en este momento prefiere continuar como empresario ganadero.

Marko Cortés tiene el camino libre

El miércoles, el actual dirigente del PAN, Marko Cortés, confirmó que contenderá por la relección en la presidencia del partido,

“Quiero informar que el día de hoy presentaré mi licencia para refrendarme como presidente nacional del PAN y así enfrentar con la mayor fortaleza el 2024, continuar creciendo, avanzando y poder corregir el rumbo del país”, escribió en su cuenta de Twitter.

Esta mañana, Cortés informó que entregó junto a la diputada panista Cecilia Patrón la carta de intención para refrendarse como presidente nacional del PAN a Manuel Gómez Morín, integrante de la Conecen.

Con la declinación de Francisco Domínguez, queda el camino libre para que Marko Cortés vuelva a ser presidente del PAN.