Las indagatorias que han surgido del Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco sobre el quebranto económico causado al Instituto de Pensiones del Estado (Ipejal), con inversiones fallidas, han alcanzado a quien fuera uno de los políticos con mayor poder en el sexenio pasado: Francisco Ayón López.

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción estatal, informó que Francisco Ayón López, expresidente del Consejo de Administración del Ipejal durante el Gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz, fue vinculado a proceso por el delito de desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades por el caso de las inversiones anómalas que se realizaron en la empresa Abengoa.

Las pesquisas que emprendieron sobre estas inversiones dos de los eslabones que conforman el Sistema Estatal Anticorrupción de Jalisco: la Contraloría del Estado, desde el ámbito administrativo, y la Fiscalía Anticorrupción, desde la esfera penal, ya habían logrado que antes de Ayón López, se vinculara a proceso ocho exdirectivos del Ipejal.

“Los nueve exfuncionarios son señalados por la colocación de fondos de manera indebida por un monto millonario de recursos del Fideicomiso del Sistema de Ahorro para el Retiro (Sedar), sin atender las políticas de inversión establecidas“, señaló la Fiscalía.

Sin embargo, existían dudas con respecto a si las instancias del Sistema Anticorrupción procederían también contra Ayón López, considerando el gran poder político que amasó en la gestión del exgobernador, Sandoval Díaz, asesinado el 18 de diciembre de 2020.

El exmandatario puso en las manos de Francisco Ayón, no solo la administración del Ipejal, sino también la Secretaría de Educación, y la Presidencia de la Junta de Gobierno del Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) de Guadalajara.

Pese a sus influencias en la década pasada, el político fue vinculado a proceso por la Fiscalía Anticorrupción mientras permanece en prisión preventiva.

“El juez resolvió la vinculación a proceso y dictó la medida cautelar de prisión preventiva justificada por un periodo de seis meses. Es señalado por su responsabilidad en inversiones por 259 millones de pesos”
Fiscalía Anticorrupción de Jalisco

“La vinculación de Francisco de Jesús ‘N’ se suma a la de otros ocho exfuncionarios integrantes del Comité de Inversiones del Ipejal. Del total de nueve vinculados por esta carpeta de investigación, además del expresidente del Consejo de Administración, también permanecen en prisión preventiva justificada Katia ‘N’, exjefa de Administración de Fondos, y Fidel Armando ‘N’, exdirector general del Instituto, aunque este último en modalidad de prisión domiciliaria”, detalló la autoridad judicial.

La captura de Francisco Ayón

La detención y procesamiento de Ayón López por el desfalco económico que sufrió el Ipejal fue una acción del Sistema Anticorrupción de Jalisco que ha causado impacto en el estado por

tratarse de una de las figuras más cercanas al exgobernador Aristóteles Sandoval.

El día que Sandoval Díaz fue ultimado, presuntamente a manos del crimen organizado, Ayón López escribió en sus redes sociales: “Descansa en paz hermano… Siempre juntos”.

Esa cercanía entre el priista y el imputado se hizo manifiesta en diversos episodios de su trayectoria política.

Por ejemplo, cuando Aristóteles Sandoval solicitó licencia al cargo de presidente municipal de Guadalajara, en 2012, para contender por la gubernatura de Jalisco –la cual ganaría posteriormente-, quien se quedó en su lugar como alcalde interino fue precisamente Ayón López.

En aquella ocasión, el ahora señalado terminó siendo el elegido del exgobernador para quedar al frente del Ayuntamiento tapatío, aun cuando en su Gabinete había otras cartas fuertes, como el propio Héctor Pizano Ramos, quien en ese momento fungía como síndico municipal, y quien, por cierto, actualmente encabeza el Ipejal.

Posteriormente, ya como gobernador electo de Jalisco, se difundió que Sandoval Díaz había previsto que Ayón López ocupara la titularidad de la Secretaría General de Gobierno, lo que evidenciaba nuevamente la relación de confianza que existía entre ellos.

No obstante, esa intención acabó frustrándose con la designación de último minuto de Arturo Zamora Jiménez en ese puesto, según se dijo, por una imposición mandatada por el Gobierno central.

Viraje radical

Hasta antes del asesinato de Aristóteles Sandoval Díaz, el expresidente del Consejo de Administración del Ipejal se posicionaba como una de las figuras principales de la nueva corriente política que impulsaba el exgobernador al interior del PRI en Jalisco, y que llevaba por nombre: “Identidad Pensemos el Futuro”; ahora, en contraste, enfrenta un proceso penal en prisión.

Cuando esta corriente política fue lanzada oficialmente por Sandoval Díaz, el 3 de diciembre de 2020, apenas unos días antes de su homicidio, Francisco Ayón estuvo presente en el evento acompañando al exmandatario.

“Yo creo que tiene una gran opción de competir y ganar muchos espacios, pero primero debe recuperar la confianza de las ciudadanas y ciudadanos en el estado y para eso tiene que haber contenido, ideas y propuestas muy claras, que es de lo que hoy está ausente mi partido”, aseguró el exgobernador respecto al PRI.

Posteriormente, el 3 de enero de 2021, Ayón López publicó un escrito en el medio local Informador, reivindicando la figura política de Sandoval Díaz: “Las circunstancias de su contexto fueron muy claras; había una generación anterior de políticos priistas que no hacían ni querían dejar hacer. Esas ‘figuras’ estaban sentadas cómodamente como administradores eternos de las derrotas electorales.

“Tal circunstancia la cambió Jorge con ideales firmes que lo hicieron luchar por cambiar a su partido y no salirse de él; los derrotó y los derrotó en muchos sentidos, estaban congelados e, incluso hoy, permanecen en esa inmovilidad. El mismo Jorge Aristóteles lo señaló durante su última reunión política en donde estuvo acompañado de una generación de amigos leales en la lucha”.

Te puede interesar: Inversiones sospechosas y daño patrimonial al Ipejal