1

medalla se ha obtenido en Río 2016


El coordinador de los diputados de MC propone asentar en la ley que la Conade cubra los gastos de los deportistas en competencias estatales e internacionales


Legisladores propusieron que la máxima autoridad de la Conade sea una junta directiva, o alguien experto en la cultura física


Destacados deportistas mexicanos con niveles de competitividad acreditada, han carecido de los apoyos institucionales indispensables, como los gastos de traslado y viáticos necesarios para su participación en competencias internacionales” 

Clemente Castañeda

coordinador de los diputados federales
de Movimiento Ciudadano

Para México, las Olimpiadas de Río de Janeiro fueron un recordatorio del abandono del sector y el fracaso de la política deportiva del país.

Los resultados han sido adversos y la polémica sobre ellos ya llegó al Congreso de la Unión, donde además de criticar a los responsables del sector deportivo, algunos ya se levantaron con propuestas para intentar mejorar la competitividad de los atletas.

La falta de medallas, así como la polémica que se desató por la falta de apoyos a los deportistas, motivaron a que los legisladores federales intenten cambiar las reglas del juego.


Además de llamar a cuentas a Alfredo Castillo, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), algunos legisladores ya pusieron manos a la obra.

Esta semana, la Comisión Permanente del Congreso pidió la comparecencia de Castillo, a quien le exigió también un informe sobre el uso del presupuesto asignado a la Conade.

También pidieron que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realice una auditoría a
los recursos entregados a la Conade y a las federaciones y asociaciones del deporte en todo el país.

Diputados y senadores coinciden, eso sí, que no se debe regatear el esfuerzo de los atletas mexicanos en Río, que pusieron su empeño a pesar de los uniformes parchados y las pobres condiciones en que acudieron a la justa deportiva.

Magros resultados

México ha participado 23 ocasiones en los Juegos Olímpicos. En total, los atletas han ganado 62 medallas: 13 de oro, 21 de plata y 28 de bronce.

A éstas se suma la presea de Bronce que el boxeador Misael Rodríguez ganó ayer.

Las condiciones económicas y demográficas del país no coinciden con las de sus resultados deportivos; hay una discrepancia entre el desarrollo nacional y el de sus atletas.

Mientras México ocupa el lugar número 10 como una de las economías más importantes del mundo, en el medallero histórico de los Juegos Olímpicos ocupa el lugar 40.

En un análisis realizado por la diputada María Rodríguez Rubio (PAN), los resultados deportivos fueron mejores en el anterior sexenio que en el actual.

En el sexenio del expresidente Felipe Calderón, periodo en que se realizaron los Juegos Centroamericanos en 2010, los Juegos Panamericanos en el 2011 y los Juegos Olímpicos en el 2012, México ganó un total de 521 medallas, siete en las Olimpiadas de Londres 2012.

En el actual sexenio, ocurrieron las justas deportivas de los Juegos Centroamericanos 2014, los Juegos Panamericanos 2015 y los Juegos Olímpicos 2016, en las que se ganaron 428 medallas; de ellas, solo se ha obtenido una en las Olimpiadas de Río 2016.

Los malos resultados, acusa Rodríguez Rubio, son un reflejo de las condiciones que ocurren en el país.

“Desafortunadamente, es el reflejo de la corrupción, la incapacidad, la insensibilidad y la mala conducción de los asuntos públicos que de forma generalizada se padecen en México”, expuso Rodríguez Rubio.

Apoyo obligatorio

Clemente Castañeda, coordinador de los diputados federales de Movimiento Ciudadano, presentó una iniciativa para que sea obligación del Estado mexicano proveer de apoyo a los deportistas que representen a su estado o al país en las justas deportivas.

El legislador señala que aunque México es considerado un país con potencial deportivo, la falta de condiciones idóneas para desarrollar los talentos de los deportistas, provocan que ese potencial no se desarrolle al máximo.

Citando al Programa Nacional de Cultura Física y Deporte 2014 – 2018, Castañeda señala que, en primer lugar, no hay programas que ayuden a detectar a los jóvenes talentos y canalizarlos para que sean deportistas de alto rendimiento.

Esto ocurre por una serie de problemas, pero uno de los que resalta es el financiamiento público insuficiente, tanto a nivel federal como estatal y municipal, además de la poca participación del sector privado.

“Destacados deportistas mexicanos con niveles de competitividad acreditada, han carecido de los apoyos institucionales indispensables, como los gastos de traslado y viáticos necesarios para su participación en competencias internacionales”, expone Castañeda.

Ejemplos sobran.

La Selección Mexicana de Tiro con Arco, que ganó en 2015 la medalla de oro la Copa Mundial de ese deporte en Polonia, tuvo que costear su viaje para acudir a competir.

En febrero de este año, los boxeadores mexicanos salieron a “botear” a los cruceros y en el transporte público de la Ciudad de México para conseguir 700 mil pesos para que 11 pugilistas y dos entrenadores pudieran acudir al preolímpico, en Argentina.

Lo mismo ocurrió con los boxeadores en el 2015, cuando tuvieron que pedir dinero a los ciudadanos para poder asistir al Campeonato Mundial de Doha; en esa ocasión fue que Misael Rodríguez, único ganador de una medalla para México en estos Juegos Olímpicos, tuvo que “botear”.

En junio de este año, un grupo de 100 niños deportistas de Tamaulipas que acudieron a la Olimpiada Juvenil 2016 a Sinaloa, tuvieron que dormir en el suelo porque la Conade no pagó su hospedaje, según denunciaron en redes sociales.

Y quienes también tuvieron que “botear” para conseguir recursos y poder competir fueron los deportistas paralímpicos de Veracruz, quienes debían ir a competir a la Paraolimpiada Nacional 2016 a Acapulco, Guerrero, en junio pasado.

La Conade, destaca el diputado, asignó presupuesto para gastos de comunicación y traslados y viáticos de funcionarios, no de deportistas.

Por ello, Clemente Castañeda considera que debería quedar asentado en la Ley de Cultura Física y Deporte la obligación del Estado, a través de la Conade, de cubrir los gastos de transportación, hospedaje y alimentación de los deportistas que representen a su entidad en competencias estatales, o al país en competencias internacionales.

“Los deportistas no deben ser responsables de omisiones de los federativos o directivos de las asociaciones a las que por el deporte que practican se adscriben”, expone el legislador.

Renovar el papel de la Conade

Los legisladores han planteado también la necesidad de cambiar la forma en que se nombra al titular de la Conade, máximo responsable del deporte a nivel nacional, para garantizar que llegue hasta ahí la persona con más capacidades para administrar y desarrollar el deporte en el país.

Actualmente, el titular de la Conade es designado por el presidente de la República.

Clemente Castañeda, diputado de Movimiento Ciudadano, propuso en su iniciativa que la máxima autoridad de la Conade sea una junta directiva, y que al director de la Comisión lo nombre el primer mandatario, pero siguiendo otro procedimiento al actual.

El legislador propone que se haga una convocatoria pública y abierta para que la sociedad civil y el Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade) postulen a sus candidatos, a quienes se les citará a audiencias públicas y con el consenso de todos los involucrados se decida quién es el mejor.

La diputada panista María Rodríguez Rubio presentó una iniciativa para establecer algunos requisitos para ser nombrado titular de la Conade.

Entre ellos sería necesario acreditar conocimientos y experiencia en materia de cultura física; contar con un título de licenciatura en cualquier área de estudio del deporte; y tener experiencia en administración.

Alfredo Castillo, actual titular de la Conade, es abogado. Su experiencia en el servicio público está como titular de la Procuraduría de Justicia del Estado de México; de la Procuraduría Federal del Consumidor; y como Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán.