El expresidente Vicente Fox ironizó sobre el desafuero del que fue objeto en 2005 el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador (AMLO); hoy Presidente de la República.

Por medio de Twitter, el polémico exmandatario, y férreo opositor del político tabasqueño, señaló que a veces le gustaría haber continuado con el proceso.

Sin mencionar el nombre de AMLO directamente, Fox sólo escribió: “Saben a veces me arrepiento de haberlo liberado del desafuero”.

Las palabras del político guanajuatense dividieron la redes sociales, entre aquellos que lo apoyaron y las personas que lo acusaron de ser un “cínico”.

Incluso el diputado del PAN, Jorge Triana, respondió al comentario y le dijo “yo se lo advertí, presidente”.

Mientras que los seguidores del presidente López Obrador le señalaron a Fox que si lo “libró” del desafuero no fue por misericordia, sino porque la gente expresó en las calles su inconformidad.

Otros más le recordaron que esa era una maniobra para que AMLO fuese encarcelado y no pudiera contender en las elecciones presidenciales de 2006.

Y hubo quien señaló que, con esta declaración, Fox admitió que manipulaba a la entonces Procuraduría General de la República, pues podía decidir a quién sí y no procesar.

Simpatizantes de la cuarta transformación indicaron que el Gobierno de Fox no cedió en el tema del desafuero hasta que cientos de miles de personas salieron a las calles de la Ciudad de México, en la llamada Marcha del Silencio de abril de 2005, en la que se exigía justicia para AMLO.

Se estima que aquella manifestación pacífica, y en la que los asistentes avanzaron en total silencio, reunió a poco más de 120 mil personas, quienes reprobaron que se hubiese concretado el desafuero en la Cámara de Diputados.

Lee también: “La corrupción vive en sus entrañas”, Vicente Fox critica Grito de Independencia de AMLO

Tres días después de esta congregación multitudinaria, Fox aceptó la renuncia del procurador Rafael Macedo de la Concha, quien encabezaba oficialmente la persecución en contra del entonces jefe de Gobierno.

Luego de la decisión, el primer presidente emanado del PAN dirigió un mensaje a la nación, donde expresó que no impediría a nadie participar en las elecciones presidenciales.

AMLO fue desaforado en 2005 para ser investigado por el delito de desacato, pues se le acusó de violar la orden de un juez al continuar la construcción de una calle sobre un predio en litigio, llamado El Encino, esto para conectar a un hospital en Cuajimalpa.

Además de la ciudadanía, medios internacionales acusaron a Fox de intentar encarcelar al principal aspirante a la Presidencia de la República, lo que también habría influido en el desistimiento del caso por parte de su gobierno.