La Comisión Nacional de Búsqueda de Personas del Gobierno de México ha invertido cerca de 30 millones de pesos en la obtención de equipo y recursos tecnológicos que auxilien en sus labores de investigación y exploración para dar con los miles de desaparecidos que se tienen registrados en todo el país.

Durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Comisión Nacional de Búsqueda ha efectuado tres procedimientos de contratación de bienes y servicios –más un convenio modificatorio–, pero destaca el que está identificado con el número LA-004000998-E54-2020, para la obtención del “Servicio integral para el uso de maquinaria, drones y equipo multimedia en el desarrollo de acciones de búsqueda en campo”.

Mediante ese contrato la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas puede disponer de distintos recursos tecnológicos para sus labores, entre estos, un vehículo operado a distancia (ROV, por sus siglas en inglés), un georadar (GPR) y un Sistema integrado de aviones no tripulados equipado con radares para ver a través de la superficie del suelo, hielo, rocas y agua dulce, según el Anexo Técnico.

El contrato incluyó al menos otros tres drones para la Comisión: un dron con velocidad máxima (cerca del nivel del mar, sin viento) de 72 kilómetros por hora y con altura máxima de servicio sobre el nivel del mar 6 mil metros; otro dron con una velocidad máxima de 13 metros por segundo y una altura máxima de servicio sobre el nivel del mar de 3 mil metros; y finalmente, otro dron portátil y plegable.

El servicio contratado también incluye el acceso a maquinaria que resulta necesaria para la exploración de terrenos y para la apertura de fosas clandestinas. De esta forma, la Comisión dispone de una retroexcavadora, con una capacidad de excavación máxima de 4.3 metros; y de una excavadora que puede alcanzar una profundidad máxima de 6.7 metros.


El equipo comprado por la Comisión de Búsqueda incluye un vehículo operado a distancia, un georadar, tres drones, una retroexcavadora y un rotomartillo hidráulico

La Comisión Nacional también cuenta para sus acciones de búsqueda con una máquina para romper concreto, es decir, una maquinaria con rotomartillo hidráulico, para la fractura de pisos de concreto o cualquier otro material duro de construcción o natural sobre la capa superficial de la tierra, según su descripción técnica.

Así como con motobombas sumergibles y una máquina tipo grúa que pueda levantar estructuras, es decir, una maquinaria con oruga o grúa 4×4 para el traslado y recolección de estructuras o rocas.

Equipo de búsqueda

El esquema de la contratación no contempló que estos bienes fueran comprados por la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNB), sino que el proveedor se comprometió a dotar de todos esos equipos y maquinaria cada vez que fueran solicitados por ese organismo público.

“El servicio se podrá solicitar en cualquiera de las entidades federativas de la República Mexicana, y la CNB confirmará a través de la orden de servicio, la sede, las fechas, horarios y servicios requeridos.

“El proveedor deberá tener la flexibilidad para reaccionar ante cualquier emergencia y solucionar cualquier eventualidad antes y durante el evento; asimismo, deberá asumir el costo de los gastos de alimentación y transporte de todo el personal a su cargo a lo largo de la prestación del servicio”, señala el anexo técnico de la contratación.

El contrato inicial de 2020 se estableció por un monto de 4 millones 310 mil 344 pesos, y tuvo por contratista a Comercializadora y Constructora Nezahualcóyotl; sin embargo, posteriormente, en el 2021, se estableció un “convenio modificatorio en monto y vigencia” de dicho contrato, según lo informó la Comisión vía transparencia (folio 0000400301020), aunque el contenido de este último documento no fue proporcionado.

En el caso de la maquinaria pesada, es obligación del contratista su operación.

“El proveedor es responsable de la operación de la maquinaria y en el mismo sentido, al momento que sea requerida (sic) mediante la orden de servicio, deberán ser considerados los insumos que requiera la maquinaría y su personal para el correcto funcionamiento”.

Acciones de la Comisión

En el Informe 2020, en materia de “Búsqueda e Identificación de Personas Desaparecidas”, que presentó la Secretaría de Gobernación (Segob), el 29 de enero de 2021, se informó que durante ese año la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas había efectuado cerca de 700 acciones de búsqueda en campo.

“Del 01 de enero al 31 de diciembre de 2020, la CNB ha participado en 696 jornadas de búsqueda en 26 entidades federativas y 171 municipios, en coordinación con autoridades de los tres órdenes de gobierno, así como con familiares de personas desaparecidas”.

La decena de estados donde se realizó la mayor cantidad de acciones de búsqueda en campo fueron: Guerrero, con 123; Veracruz, con 95; Tamaulipas, con 67; Guanajuato, con 54; Coahuila, con 45; Sinaloa, con 44; Jalisco, con 32; Sonora, con 25; Morelos, con 22 y Baja California, con 21.


Entre los resultados obtenidos se reportó que de las 37 mil 808 personas denunciadas como desaparecidas en el periodo diciembre de 2018-diciembre de 2020, fueron localizadas el 56.4 por ciento, manteniéndose las labores de búsqueda del 43.6 por ciento de las personas desaparecidas

Mientras que el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob, Alejandro Encinas Rodríguez, expuso que de los dos mil 395 cuerpos que se han recuperado entre diciembre de 2018 y diciembre del 2020, el 39 por ciento del total ha sido identificado y el 21.75, casi el 22 por ciento del total de los cuerpos, han regresado con sus familias de manera digna.

También puedes leer: Datos biométricos, la búsqueda tardía de víctimas