La tarde de este martes, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) impugnó la resolución de un juez federal que ordenó suspender por tiempo indefinido la construcción del tramo 5 del Tren Maya, que corre de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.

Fue Marco Aurelio Colín, apoderado legal del Fonatur-Tren Maya, quien interpuso un recurso de revisión contra la suspensión definitiva otorgada por Adrián Fernando Novelo Pérez, juez Primero de Distrito en el Estado de Yucatán.

De esta manera, ahora corresponderá a un Tribunal Colegiado determinar si mantiene viva la medida cautelar que impide el avance de las obras del gobierno federal.

Asimismo, de acuerdo con registro judiciales, el juez Fernando Novelo agendó para el próximo 23 de junio la celebración de la audiencia constitucional, donde resolverá si concede el amparo a los tres buzos que se oponen a la continuación de la obra en el mencionado tramo.

En caso de que el juez resuelva antes que el Tribunal Colegiado, éste último no podrá pronunciarse.

A su vez, el pasado 18 de mayo la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicó la MIA del Tramo 5 sur del Tren Maya que refiere que los trabajos de construcción iniciarán una vez que se obtengan las autorizaciones en materia de impacto ambiental mismos que, según Fonatur, están en trámite.

En la MIA publicada en mayo se advierten riesgos severos de hundimientos desde la preparación y construcción del sitio hasta la operación del tren, además de que diversas especies de fauna en riesgo podrían resultar severamente afectadas por el cambio de uso de suelo.

A pesar de ello, el documento concluye que los impactos ambientales no serán significativos y por eso prevé la expedición de los permisos correspondientes.

Puedes leer: “No van a poder detenernos”, asegura AMLO ante suspensión definitiva contra Tren Maya

En el plan original de la construcción del Tramo Cinco del Tren Maya se tenía contemplado que esta obra pasaría sobre la carretera 307, pero por la intervención de empresarios hoteleros de la zona el Gobierno tomó la decisión de construir el tren cinco kilómetros selva adentro, lo que provocó diversas protestas que llevaron a el trámite de diversos amparos para frenar las obras.

Finalmente, el Tren Maya se divide en siete tramos, de los cuales el 6 y el 7 están a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). De acuerdo con Fonatur, las licitaciones para ambos tramos están disponibles en un sitio web oficial, pero éstas todavía no aparecen.