El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo sus expectativas de crecimiento económico para México en 2022.

El organismo estimó que el país crecerá 2.8 por ciento este 2022, 1.2 puntos menos de lo previsto en octubre pasado

El recorte de crecimiento para México se debe al ajuste a la baja en los pronósticos de crecimiento de la economía estadounidense.

“La rebaja de calificación de Estados Unidos trae consigo la perspectiva de una demanda externa de México más débil a la esperada en 2022″, señala el reporte Perspectivas Económicas Mundiales (WEO por sus siglas en inglés), publicado este martes.

El FMI recortó su pronóstico de crecimiento de Estados Unidos en 1.2 puntos porcentuales ya que el Gobierno del presidente Joe Biden no logró aprobar un plan de gastos sociales.

Hacia el 2023 se espera un crecimiento de 2.7 por ciento, 0.5 puntos arriba de las proyecciones de tres meses atrás.

Lee: FMI renueva Línea de Crédito Flexible para México por 50 mil millones de dólares… ¿Qué significa?

Mientras que en China bajó a 4.8 por ciento en 2022 desde un previo de 5.6 por ciento y para 2023 se prevé un repunte de 5.2 por ciento.

“El pronóstico es condicionado a que los resultados de salud adversos disminuyan a niveles bajos en la mayoría de los países para fines de 2022, suponiendo las tasas de vacunación mejoran en todo el mundo y las terapias se vuelven más efectivas”, señala el informe.

El Fondo proyectó que la mayor economía del mundo crecerá un 4 por ciento este año, y espera que la actividad disminuya aún más, a un 2.6 por ciento en 2023.

“Para la economía mundial, el año 2022 arranca en condiciones más débiles de lo esperado. A medida que avanza la nueva variante ómicron del virus que provoca la COVID-19, los países han vuelto a instituir restricciones a la movilidad. A raíz del encarecimiento de la energía y de los trastornos en el suministro, la inflación es más alta y más generalizada de lo previsto, sobre todo en Estados Unidos y en numerosas economías de mercados emergentes y en desarrollo”, detalló el FMI.