¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

AMAPOLA

Florece violencia en Guerrero

J. Jesús Lemus

La guerra entre los cárteles de las drogas en el estado de Guerrero, no ha podido alcanzar una tregua. De acuerdo a fuentes militares en la zona, la violencia desatada en los últimos días, que solo el pasado fin de semana alcanzó la cifra de 14 personas asesinadas, podría tener sus razones en aspectos del mercado de las drogas: el precio de la goma de opio se ha disparado.


Jul 11, 2016
Lectura 6 min

22 kilogramos de goma de opio han decomisado las fuerzas federales en Guerrero, de enero al 30 de junio de este año, según reportes del CENAPI

Datos del CISEN indican que células locales del crimen organizado también pelean el control del mercado de la goma de opio

La guerra entre los cárteles de las drogas en el estado de Guerrero, no ha podido alcanzar una tregua. De acuerdo a fuentes militares en la zona, la violencia desatada en los últimos días, que solo el pasado fin de semana alcanzó la cifra de 14 personas asesinadas, podría tener sus razones en aspectos del mercado de las drogas: el precio de la goma de opio se ha disparado.

En base a datos de elementos de las fuerzas federales que participan en la guerra contra el narcotráfico en la región de Guerrero, se estima que a la fecha el precio del kilogramo de goma de opio ya se ubica en más de 18 mil pesos, mismo que hasta hace un mes se cotizaba a razón de entre mil 700 y 2 mil 100 pesos.

El precio de la goma de opio se ha disparado ante la creciente demanda por parte de cárteles locales que se han apropiado de la producción en las zonas de La Montaña y la Sierra Alta, en donde se calcula que al menos unos 5 mil productores de 890 localidades se mantienen de esa actividad.

Datos de las fuerzas federales apuntan que se ocupan por lo menos unas 16 mil 400 hectáreas para la producción de amapola, en donde el rendimiento por superficie alcanza una producción de casi 4 toneladas de la planta por cada mil metros cuadrados de cultivo.

“Un kilogramo de goma de opio se obtiene a partir del procesamiento de por lo menos dos toneladas de amapola”, explicó a Reporte Indigo un teniente del ejército, especializado en la lucha contra el narcotráfico, quien aseguró que la producción de goma de opio en Guerrero se sigue haciendo de forma artesanal, “muchas veces dentro de los domicilios de los campesinos”.

En lo que va del año, las fuerzas federales destinadas al combate a la drogas en esta entidad, solo han podido desmantelar un laboratorio de producción de heroína, esto fue el pasado 17 de marzo, lo que hace suponer a los mandos militares que la mayor parte de la producción de goma de opio se destina al trasiego hacia Estados Unidos.

Guerrero es el primer estado productor del país de la planta de amapola, de donde se extrae la goma de opio con la que se elaboran morfina y heroína, y que se consumen principalmente en EU, Europa y en el sureste de Asia.

Guerrero, igual que Afganistán

De acuerdo a fuentes militares, la producción de goma de opio en esta entidad se hace con fines de introducción legal hacia Estados Unidos, lo que ha hecho que Guerrero sea reconocido –en informes de la DEA- como una región líder a nivel mundial en cuanto a la producción de goma de opio, superada solo por algunas zonas de Afganistán.

El control del mercado de la goma de opio en Guerrero – según dijo una fuente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN)- lo mantienen los dos cárteles locales que han hecho que se dispare la violencia: Los Rojos y Guerreros Unidos, quienes mantienen bajo su dominio más del 80 por ciento de la producción de goma de opio.

El otro 15 por ciento lo controlan los cárteles del Golfo y Los Caballeros Templarios, a través de células locales del crimen organizado, en tanto que el restante cinco por ciento del mercado lo dominan otros grupos delincuenciales, menores pero igual de violentos, aliados con el Cártel de Sinaloa.

Cabe recordar que el principal aliado del cártel de Los Rojos es la estructura criminal de los Hermanos Beltrán Leyva.

Desde la óptica del CISEN, la ola de violencia desatada en Guerrero a causa del control en el mercado de la producción de goma de opio, se debería a una confrontación abierta que mantienen los cárteles de Los Hermanos Beltrán Leyva contra Los Caballeros Templarios.

Fuerzas Federales no se dan abasto

El estado de Guerrero es la tercera entidad en el país con mayor número de elementos federales desplegados, para el combate al narcotráfico. Con más de seis mil elementos de la Marina, Policía Federal, Ejército y Gendarmería Nacional, esta entidad es superada solo por Michoacán.

De acuerdo a datos del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI), en lo que va del año ya se han destruido 121 mil 645 plantíos de amapola.

El total de hectáreas destruidas con cultivos de amapola ya llega a las 15 mil 698.

Aun así, dentro del ejército, según la versión de un informante, “las fuerzas federales no se dan abasto para terminar con los plantíos de amapola que proliferan en la zona de La Montaña y la Sierra Alta del estado, en donde la limitante principal es la falta de más hombres destinados a esa tarea”.

Cayó ‘El Gavilán’

Este fin de semana la Policía federal dio uno de los más fuertes golpes a la estructura criminal dedicada al trasiego de la goma de opio en Guerrero: detuvo a Edilberto Bravo Barragán, “El Gavilán”, considerado dentro de los 50 objetivos de la estrategia de seguridad en Guerrero.

“El Gavilán”, a decir de fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) actuaba al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación, luego de haber sido parte de las estructuras criminales de La Familia y Los Caballeros Templarios.

Edilberto Bravo Barragán sostuvo una guerra frontal contra los remanentes de los cárteles de La Familia y Los Caballeros Templarios, contra quienes disputaba el control del trasiego de goma de opio y laboratorios de producción de anfetaminas.

Comentarios