La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México señaló que hasta el momento no ha solicitado ninguna orden de aprehensión contra los presuntos responsables del colapso de la Línea 12.

En un mensaje a los medios de comunicación, el vocero de la FGJ, Ulises Lara López, indicó que los imputados y sus representantes legales han mostrado su disposición en llegar a acuerdos con las víctimas.

“Es importante señalar que, hasta el momento, la Fiscalía no ha solicitado órdenes de aprehensión contra ninguno de los imputados; se ha cuidado el debido proceso y se han celebrado diversas reuniones bilaterales con las partes y sus defensas para construir acuerdos”, dijo.

Respecto a la nueva fecha de audiencia, fijada para marzo de 2022, el funcionario señaló que aunque fue una decisión exclusiva del juez, la FGJ pedirá que se reagende para garantizar justicia pronta y expedita.

Cabe recordar que a la audiencia de este viernes fueron citadas las 10 personas señaladas por el desplome del pasado 3 de mayo, donde fallecieron 27 personas; entre los imputados se encuentra Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro.

“Antes de la primera audiencia, una de las partes relacionadas con estos sucesos se acercó a la Fiscalía y al Tribunal Superior de Justicia, con la intención de buscar un acuerdo reparatorio”, señaló la FGJ en relación al exfuncionario.

Lee también: Víctimas de la Línea 12 protestan en sede de la ONU; ¿qué dijo AMLO en su mensaje?

Esto pues Horcasitas expresó este viernes sus intenciones de adherirse al acuerdo reparatorio al que accedió la empresa constructora CICSA con el Gobierno de la Ciudad de México.

“Si existe un acuerdo reparatorio, manifiesto mi voluntad de adherirme al mismo y por ende mi defensa solicitar la cancelación de este proceso que tiene más tintes políticos que judiciales”, dijo el exfuncionario en un mensaje que leyó este viernes en conferencia de prensa.

La defensa de Horcasitas quiso tener acceso al documento de acuerdo reparatorio, sin embargo, les fue negado por el juez quien señaló que el Ministerio Público había cumplido con su mandato y ordenó que no se integre a la carpeta dicho acuerdo reparatorio, así como que se mantenga su confidencialidad.