La Fiscalía General del Estado de Chihuahua presentó cargos legales contra el exgobernador César Duarte Jáquez, lo acusó de haber simulado unos 11 procedimientos administrativos para desviar 96 millones 685 mil 253 pesos a través de las secretarías de Hacienda y Desarrollo Rural.

Al presentar acusación, uno de los fiscales dijo que Duarte Jáquez se desempeñaba como gobernador y por ello tenía facultades y la obligación de administrar los recursos económicos, pero por tiempo indefinido formó parte de un grupo de tres o más personas dedicadas a delinquir y en el periodo del 2011 a 2014 y previo acuerdo con diversos funcionario y personas ajenas al estado desviaron 96 millones 685 mil 253 pesos que estaban en cuentas de la Secretaría de Hacienda de Chihuahua y destinados a fines públicos.

Presuntamente Duarte realizó varios pagos a favor de la Unión Ganadera Regional División del Norte y a la Financiera División del Norte S.A., de C.V., Sofol en las que el exmandatario estatal tenía interés personal y de negocios pues era presidente del Consejo Directivo y administrador de la primera y accionista mayoritario de la segunda.

Ante la acusación, los abogados defensores y el propio Duarte le pidieron a la representación social que especificara las circunstancias de modo y lugar en que el exmandatario cometió los delitos.

Además, Duarte Jáquez se negó a rendir declaración. Únicamente dijo que no comprendía la totalidad de la acusación porque no había escuchado cómo actuó él para desviar los recursos públicos.

Lee también: Se requiere autorización de EU para ejecutar más órdenes de aprehensión contra Duarte: Fiscalía

El juez de Control, Humberto Chávez Meléndez, dio por formulados los cargos legales y les explicó a los abogados defensores y al propio Duarte que en otra etapa del proceso se les darían a conocer todos los datos.

Luego el Tribunal permitió que los fiscales comenzaran a exponer todos los datos de prueba que se han reunido en contra de Duarte Jáquez.