El gobierno de Nuevo León y los partidos políticos de la entidad firmaron ayer un pacto de civilidad con el fin de que los próximos comicios sean “limpios, transparentes y en paz”.

En el acuerdo participaron Manuel González Flores, gobernador interino; Mauro Guerra Villarreal, presidente del PAN estatal; Pedro Pablo Treviño Villarreal, líder del PRI; Juan Antonio Rodríguez González, de Nueva Alianza, y Francisco Aníbal Garza Chávez del PRD.

“Nuevo León con todas esas particularidades tendrá que ser ejemplo nacional en la elección y brindar con gran respeto y con honorabilidad a las leyes, la libertad a la ciudadanía para sufragar. Todo esto en el contexto de una convocatoria permanente a la cordialidad, al respeto a la ley, a la seguridad de los candidatos cualquiera que sea éste su nivel y su instancia”, dijo al respecto el mandatario interino.

González Flores aclaró que aunque no estaban presentes en el evento, los dirigentes de Encuentro Social, el representante de la Coalición Juntos Hartemos Historia, integrada por el PT-Morena y PES, así como Juan Manuel Alvarado del PES y Samuel García de Movimiento Ciudadano, habían firmado previamente el acuerdo.

El líder del tricolor dijo durante el evento que el propósito del pacto es llevar “una contienda amigable”, en la que haya debate de propuestas y no guerra sucia.

“Reconocemos el trabajo que ha hecho para este fin el Gobierno del Estado, como PRI reconozco también la voluntad de los diferentes partidos políticos hoy aquí presentes, para representar y para firmar este acuerdo. Convoco a la sociedad a que en esta contienda político-electoral que habrá de llevarse a cabo el 1 de julio de 2018 reinen las ideas, reinen las propuestas, reine el debate constructivo, porque lo que buscamos es que al final del día Nuevo León sea mejor”, dijo el priista.

Por su parte, Mauro Guerra del PAN, señaló que su partido espera que respete la ley y que exista “cero tolerancia” para quienes cometan alguna ilegalidad o desvíen recursos públicos a las campañas.

“Nosotros estamos firmando de buena voluntad y confiando en que todas las partes van a cumplir, y vamos a seguir vigilantes de que este acuerdo se cumpla”, recalcó el albiazul.

El presidente de Nueva Alianza, Juan Antonio Rodríguez González declaró que el partido que él encabeza cumplirá el acuerdo porque es una demanda ciudadana.

“México espera que estas instituciones políticas hagamos lo mejor porque este país siga su rumbo, su marcha, y que los que vivimos en él realmente tengamos una calidad de vida, que es el objetivo de la política, servir al ciudadano”, dijo el aliancista.

Tras la firma del pacto, ONGs unidas a través de la iniciativa QueSirvan. mx, aplaudieron el compromiso de los partidos políticos a los que pidieron “actuar conforme a las leyes.

“La plataforma QueSirvan.mx celebra el pacto de civilidad que firmaron el Ejecutivo y los partidos políticos de Nuevo León, cuyo compromiso público quedará como antecedente documental previo a la campaña electoral 2018”, señaló la asociación en un comunicado.