Ernesto Canales

Subprocurador Anticorrupción de NL


La Fiscalía Anticorrupción consideró que el dinero ya no se podrá recuperar, pero aclaró que el caso no ha prescrito porque aún existe el daño económico


“(El trabajo de la Fiscalía) es una aplanadora que va planchando todo, pero vamos bien” 

Ernesto Canales

Subprocurador Anticorrupción de NL

El Grupo Financiero Value está en la mira de la Subprocuraduría Anticorrupción de Nuevo León por el quebranto en las finanzas del Isssteleón a causa de la contratación de Certificados Bursátiles (CBs) del fondo de maestros jubilados.

En entrevista con Reporte Indigo, Ernesto Canales, fiscal anticorrupción estatal, aseguró que la empresa financiera -propiedad del regiomontano Carlos Bremer- está bajo investigación por el rol que jugó en dicha compra.

Además, confirmó que no se descarta la implicación de más exfuncionarios en la quiebra del organismo estatal.

“Se está investigando a todos lo que participaron en la operación, y Value tuvo un papel preponderante en la operación (en el quebranto del Isssteleón). Aún no llegamos a eso, pero estamos investigando.

“Ahora que se inicien estos procesos penales van a salir declaraciones que nos van a llevar a complementar la carpeta de investigación en diferentes puntos”, dijo.

Agregó que para la Fiscalía Anticorrupción, el dinero de los maestros jubilados invertido en emisoras como Hipotecaria Su Casita y Metrofinanciera, a través de Value, “ya no se puede recuperar”.

Sin embargo, aclaró que para la Fiscalía “el caso Isssteleón no ha prescrito, porque aún está el daño económico”.

También están bajo investigación Rubén Martínez Dondé y Luis Gerardo Treviño Leal, extesorero estatal y exdirector de Isssteleón, respectivamente, por su relación en el caso del quebranto.

Cabe recordar que el Congreso local rechazó la cuenta del organismo en agosto del año pasado, tras las observaciones señaladas por la Auditoría Superior del Estado.

Reporte Indigo en su edición del miércoles 18 de mayo del 2016, reveló que Grupo Financiero Value tuvo un rol importante en el desfalco de Isssteleón por sus malas inversiones en la compra de CBs, lo que provocó al organismo estatal una pérdida millonaria.

Bailey llegaría pisando cárcel

Eduardo Bailey Elizondo, exdirector del Isssteleón involucrado en el quebranto al organismo, es considerado prófugo por la justicia de Nuevo León, así lo confirmó la Subprocuraduría Anticorrupción.

Bailey no tendría derecho a un proceso en libertad, pues habría cometido otro delito al fugarse de la justicia.

“Va a la cárcel (…) Él ante todo el público cometió otro delito, él empeoró su situación jurídica, si en el primer delito que se le acusa podría haber dudas de su participación, ahora no hay duda que cometió el otro delito de fugarse”, aseguró Ernesto Canales.

El subprocurador Anticorrupción agregó que la defensa de Eduardo Bailey tendrá la oportunidad de alegar, tal es el caso de que la situación jurídica ya prescribió.

“Todas son defensas que pueden alegar en su juicio, nosotros somos del criterio que no opera la prescripción, porque los daños siguen ahí”.

Reveló que el caso del actual delegado de la SCT en Durango está bajo el viejo sistema penal acusatorio, por lo que estima que sería más fácil de encarcelar.

“Las órdenes de aprehensión en el viejo sistema penal son más fáciles de obtener (…) Tiene menos barreras, para el nuevo sistema la cárcel es un acto excepcional, la cárcel es consecuencia de un juicio, en el viejo sistema penal se inicia con la cárcel y en el nuevo es todo lo contrario”, dijo el fiscal.

Reaparece Bailey

Este miércoles Eduardo Bailey reapareció en Durango-con un amparo bajo el brazo- en una rueda de prensa donde acusó al gobernador Jaime Rodríguez de persecusión política y aseguró que tenía pruebas para demostrar su inocencia.

Reporte Indigo tiene en su poder documentación que prueba que la semana pasada se giró una orden para detenerlo, acusándolo de peculado y daño patrimonial.

‘Y lo que falta’

Ernesto Canales, fiscal de la Subprocuraduría Anticorrupción, aseguró que aún faltan muchos casos de corrupción por investigar.

“Y lo que falta, tenemos más de 20 exfuncionarios en proceso.

“(El trabajo de la Fiscalía) es una aplanadora que va planchando todo, pero vamos bien”, dijo Canales.

Agregó que entre esos casos está el del Instituto de Control Vehicular por las placas desaparecidas, pero espera no tener fallas en las posibles órdenes de aprehensión que puedan girar los jueces.

“Todo eso no son campos de la competencia de nosotros, si yo quiero comprar un lápiz tiene que pasar por varios procesos. (En las placas) está pendiente eso, hay un detenido por eso y un desaparecido”, concluyó el fiscal.