Este lunes, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que atrajo la investigación por la masacre ocurrida en Reynosa, Tamaulipas, donde al menos 15 personas fueron asesinadas sin estar involucradas en algún enfrentamiento.

De acuerdo con las últimas actualizaciones, se trata de un multihomicidio que ocurrió durante el fin de semana y del que ya suman 19 los fallecidos, los cuatro últimos presuntamente armados.

Durante su conferencia matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lamentó los hechos y aseguró que solicitaría la atracción de la investigación por la muerte de civiles inocentes.

Y es que los crímenes ocurrieron el sábado pasado en las colonias Almaguer, Lampacitos, Unidad Obrera y Bienestar. Los criminales dispararon al azar, incluyendo a una familia a quien despojaron de su camioneta.

Por ello es que la FGR no sólo abrió carpeta de investigación, sino que también judicializó el caso para obtener una orden de aprehensión contra una persona que se encuentra hospitalizada.

Aparentemente, dicha persona fue sorprendida en posesión de un arma larga y presuntamente participó en las masacres.

En torno a la responsabilidad de la investigación, también se indicó que “la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas (FGJT) trabajará en coadyuvancia con la Fiscalía General de la República para el esclarecimiento del homicidio múltiple”.

El gobierno estatal señaló que de los ataques del pasado 19 de junio, 15 civiles murieron en Reynosa, uno de ellos en un centro hospitalario.

También lee: Cabeza de Vaca le exige a AMLO garantice seguridad tras masacre en Reynosa

También se confirmó la muerte de cuatro sujetos armados que, se presume, habrían participado en el “multihomicidio“, cuando policías estatales repelieron una agresión en su contra.

Además, aseguró que, de acuerdo con los reportes que le han entregado, “no fue un enfrentamiento, sino que se trató de un comando que disparó a gente que no estaba en plan de confrontación”.

El gobierno de Tamaulipas no descartó que tras el “multihomicidio” se encuentre la delincuencia organizada, pues aseguró que los ataques tendrían relación con tres agrupaciones criminales que operan en la región norte de la entidad.

Se trata de Matamoros, Río Bravo y Reynosa, municipios fronterizos con Estados Unidos, de los que emanan grupos criminales dedicados a la distribución de droga.

“El Ejecutivo estatal comentó a las titulares de Gobernación y de SSPC existen elementos suficientes sobre la probable participación de grupos criminales vinculados a la comisión de varios delitos federales (en la región)”, se detalló.