Un colectivo feminista que mantiene un plantón desde el 8 de marzo en las instalaciones del Congreso del Estado de México, prendieron fuego a la fachada del recinto legislativo durante la madrugada de este sábado.

Se trata de un colectivo identificado como “Raíces radicales”, quienes tras los hechos aún permanecen en casas de campaña que plantaron sobre la plaza de los mártires, en el Monumento a Hidalgo.

Presuntamente, según una transmisión en vivo realizada por ellas mismas, actuaron de esa forma debido a que un hombre tosió sobre ellas sin cubrebocas e intentó golpearlas, para después lanzarles piedras, cloro y agua desde el techo del Palacio legislativo.

“Estamos totalmente rodeadas, los policías nos quieren agarrar en cualquier momento, por eso exigimos la presencia de Isabel Sánchez Holguín, secretaria de la mujer y a la Fiscal Dilcya Garcia, aquí es donde se necesitan”, apuntaron.

La diputada Elizabeth Millán García condenó los hechos y aseguró que la 60 Legislatura local siempre se ha mantenido abierta al diálogo. “La manera en que se conducen estos grupos, indican que no están peleando por los intereses legítimos de las mujeres, sino por otros intereses”, acusó.

Por su parte, el Congreso local informó que se trató de un acto de vandalismo orquestado por ocho mujeres, provenientes de un grupo de choque, que prendieron fuego al portón y lanzaron bombas molotov.

Los hechos se extendieron hasta por dos horas, cuando finalmente lograron que se calcinara el portón de madera del recinto; mismo que ya había sido incendiado por grupos radicales en marzo pasado.

Te puede interesar: ¿Esas sí son formas? Feministas critican celebración desmedida de fanáticos de Cruz Azul