Los casos de feminicidios dados a conocer en el país en los últimos meses podrían quedar impunes y convertirse en anécdotas, asegura el sociólogo Felipe Gaytán, investigador de la Universidad La Salle.

El miércoles, la Fiscalía de Chihuahua informó de un nuevo caso de violencia contra tres menores de edad de 10, 11 y 12 años. Las tres niñas, fueron violadas en su vivienda, luego de que un hombre irrumpiera mientras sus padres trabajaban y las amagara con un cuchillo; una de ellas murió.


“Hoy amanecimos con un caso de tres niñas abusadas, una de ellas asesinada, en Ciudad Juárez, y sin embargo, es muy probable que quede impune. Es decir, si hacemos el recuento de todos los casos que se han dado en los últimos meses, parece un tipo de anecdotario. Anécdotas que pasan una tras otra, esto me llama la atención porque debemos reflexionar qué estamos haciendo”, explicó Gaytán en el panel “Eliminación de la violencia contra las Mujeres”, organizado por La Salle.

Panel Eliminación de la violencia contra las Mujeres, La Salle
Panel Eliminación de la violencia contra las Mujeres, La Salle

La impunidad, sin embargo, no es un tema exclusivo del feminicidio, en otros casos de violencia contra las mujeres, como las violaciones, o el acoso sexual.

En el caso de las violaciones, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México se denunciaron 81 mil 696 casos entre el 2011 y el 2016. Sin embargo, la cifra oficial dista mucho de lo que realmente ocurre en las calles del país, señala Yuritzi Hernández, coordinadora del Observatorio Ciudadano contra la Violencia de Género, Mexfem.

“El panorama es poco alentador, pues esos son los registros oficiales, pero por desgracia la violación es uno de los delitos que menos se denuncia en el país”, asegura Hernández, quien detalló en entrevista con Reporte Índigo, que la cifra de violaciones real podría ser tres veces mayor a la informada por el gobierno.

Una mujer que es violentada, al tratar de emitir una denuncia se enfrenta a la estigmatización o responsabilización de la violencia de la que fue víctima. La coordinadora de Mexfem afirma que las autoridades justifican constantemente la violencia.

Las secuelas que ocasiona en una mujer, tras ser víctima de violencia, deben ser tratadas mediante terapias psicológicas o psiquiátricas para mitigar el daño; no obstante, esos momentos nunca se olvidan, apuntó Diana Jiménez, especialista en psicología.


“Desde el psicoanálisis se propone une rehistorización; eso no se quita, no se borra; pero en el momento en el que uno lo puede interpretar distinto, sin dolor, puede vivir con eso”, agregó Jiménez.

El panorama en México luce poco alentador en el tema de violencia contra las féminas. En agosto pasado, el Inegi informó que 6 de cada 10 mujeres de 15 años y más, han sufrido al menos un tipo de violencia.

El principal tipo de violencia que las mujeres declararon ser víctimas fue la emocional, en un 49 por ciento; seguido de la sexual, con 41 por ciento; en tercer lugar se encuentra la violencia física, con 34 por ciento; y, en cuarto, la económica o patrimonial, con 29 por ciento.