Salió de casa a trabajar. Como todos los días, Celene se despidió de su hijo y de su madre sin saber que no podría cumplir la promesa de verlos en la noche ese 19 de marzo de 2018.

Aquel día, Jessica Celene Hernández Mujica fue asesinada a balazos por su ex pareja y padre de su hijo mientras trabajaba en la tienda Nine West al interior de la plaza Reforma 222 en la Ciudad de México. A dos años del feminicidio, la familia todavía lucha por justicia y una sentencia contra el responsable.

En entrevista con Reporte Índigo, María Concepción Mujica, tía de Celene, lamenta que las autoridades aplacen el juicio en contra del imputado y se olviden de resguardar sus derechos como víctimas indirectas.


“Nosotros como familia somos quienes le hemos dado seguimiento al caso, hemos movido cielo, mar y tierra. Ya fuimos con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y con la titular de la Fiscalía, Ernestina Godoy, estuvimos platicando pero todavía no lo sentencian y esto ya es desgastante y doloroso, nos duele que en cada audiencia lo veamos salir libre e impune”, comenta.

De acuerdo con el testimonio de la tía de Celene, la semana pasada se llevó a cabo una audiencia la cual se pospuso bajo el argumento que el acusado tenía nuevo abogado y éste aún no se ponía al tanto de la carpeta de investigación, por ello, se le otorgaron diez días de plazo para ponerse al corriente.

María Concepción agrega que otra de las razones por las cuales no se ha llevado el proceso es porque la defensa de la expareja de la víctima, Oscar Alejandro –quien sobrevivió al intento de suicidio después del asesinato de la joven– ha interpuesto múltiples amparos.

“Es como si solo importara él, a toda la familia nos cambió la vida y más para el niño que pregunta más por su madre, se pone triste y pide la compañía de Celene. Es horrible esta tragedia que nos pasa y no les interesa”, asegura María.

Obstáculos para obtener justicia

Investigación incompleta, falta de perspectiva de género y la actual situación del Covid-19 son algunos obstáculos que ha tenido que enfrentar el abogado de la familia de Celene.

Adrián Polanco afirmó en entrevista que ha sido lento el proceso del juicio por el mal actuar de las autoridades.


“Actualmente estamos en la etapa intermedia que es antes de que se mande a un Tribunal de Enjuiciamiento el caso, la próxima audiencia sería el 2 de abril pero dudo que se celebre por el tema del Coronavirus entonces, desafortunadamente, estamos en el inicio”, explica.

El litigante detalla que piden la pena máxima para el acusado que superaría los 60 años ya que se trató de un feminicidio agravado en virtud de que existió una relación familiar y sentimental entre la joven y su atacante, incluso aclara que hay indicios de que existió violencia física, emocional y económica contra ella por parte del padre de su hijo.

Con base en declaraciones del abogado, el Ministerio Público no realizó una correcta investigación para acreditar la violencia que sufrió Celene al lado de Óscar por lo que la defensa de la familia de la joven tuvo que exigir que se realizara una pericial en necropsia en psicología forense para incorporarlo a la carpeta y así lograr cuantificar daños y perjuicios que sufrieron Luz María y su nieto.

“Mi cliente, la madre de la víctima, ha sufrido violencia institucional al igual que el menor ya que al niño no se le había reconocido la calidad de víctima sino hasta noviembre de 2018, fue largo lograr el reconocimiento ya que el Juez de Control Ángel Aarón Cámara Atristainse negaba a reconocer los derechos del menor y decía que él no tenía por qué preocuparse por las víctimas, que ese no era su trabajo, fue gracias a un amparo que tardó nueve meses para poder corregir estas malas actuaciones”, señala.

Polanco agrega que, a casi dos años del feminicidio, no se ha inscrito a Luz María Mujica, madre de Celene, ni a su nieto en el Registro Nacional de Víctimas.

“He solicitado en diversas ocasiones que se le inscriba en el Registro, apenas el pasado 3 de marzo de este año se mandó el oficio y eso porque hemos estado presionando, es increíble que tengamos que estar exigiendo atención y apoyo para ellos porque, en todo este tiempo, no han tenido atención psicológica ni económica, están en desamparo total”, sentencia.

Sin embargo, otra de las exigencias de la familia para que se les garantice el acceso a la justicia y reparación del daño es que las autoridades ofrezcan una disculpa pública.

“La disculpa la quieren por parte de la entonces Procuraduría General de Justicia de la CDMX, hoy Fiscalía por su negligencia en la investigación y también del Poder Judicial local porque no ha impartido justicia de forma pronta y expedita que es la obligación que le impone la Constitución”, señala el abogado.

Capacitación en perspectiva de género y priorizar el bienestar de las víctimas son algunas de las características que señala el abogado le urge reforzar a las autoridades capitalinas.

Te puede interesar: Por tentativa de feminicidio, América suspende indefinidamente a Renato Ibarra