Reporte Indigo

CártelInmobiliario

Fantasmas de la corrupción inmobiliaria en Benito Juárez

En la alcaldía Benito Juárez hay dos fantasmas de la corrupción inmobiliaria que azotan la demarcación, pero que las autoridades encubren al negar su existencia.

Vecinos denuncian que dos inmuebles construidos entre 2012 y 2018 no respetan el reglamento de construcción. Según la alcaldía, no existen ni tienen documentos que autoricen su edificación, pero ésta no ha hecho nada para sancionar a los responsables.

Los colonos acusan que ésta es una muestra más de la opacidad y las irregularidades que han permeado en las administraciones panistas de la alcaldía y que pueden llegar a cobrar vidas.


Vecinos creen que la alcaldía niega la existencia de dos predios que no respetan las normas de construcción porque quiere encubrir a los funcionarios responsables

Los fantasmas

Habitantes de la colonia Niños Héroes, alcaldía Benito Juárez, solicitaron a través del sistema InfoMexDF las licencias de Uso y Ocupación de los predios 75 y 81 de la calle Romero. Sin embargo, en ambos casos, la demarcación rechazó la existencia de la información.

Los colonos de la zona pidieron la información a raíz de que en 2019 notaron que dichas construcciones no respetaban el reglamento de construcción vigente, afirma Ricardo Guerrero, vecino de la zona.

“No puede haber separaciones entre edificios menores a 5 centímetros y en la calle Romero hay dos construcciones, el número 75 y 81, pegadas entre predios”, menciona.

Reporte Índigo realizó un recorrido por ambos predios y notó que la separación entre ellos es inferior a los 5 centímetros, lo que viola las Normas Técnicas Complementarias para el Diseño y Construcción de Cimentaciones del Reglamento de Construcciones de la Ciudad de México.

La norma referida indica que entre más alta es una construcción, debe tener una mayor separación, por ejemplo, una construcción de tres metros de altura tiene que estar alejada de otra 6 milímetros mientras que una que 15 metros, 14 centímetros.

No obstante los edificios referidos (que fueron construidos en el periodo de 2012 a 2018 cuando Christian Von Roerich era el jefe delegacional) tienen menos de 10 centímetros de separación pese a que, según la norma, el de Romero 75 debería estar a una distancia del otro de 14 centímetros porque mide 15 metros de altura. Mientras que el desarrollo del número 81, mide 12 metros y tendría estar a una distancia de 12 centímetros de la construcción colindante.

Por esta irregularidad y con el fin de conocer qué funcionarios autorizaron ambas obras, Ricardo Guerrero tramitó las solicitudes de información 0419000179719 y 0419000179619 para pedir sus Licencias de Uso y Ocupación, pero la demarcación territorial negó la existencia de la documentación.

En el caso de la respuesta a la petición 0419000179719, la alcaldía menciona que no cuenta con la licencia ni con el aviso de terminación de la obra del edificio de departamentos que se encuentra en Romero 81.

Lo único que se proporcionó es una constancia de alineamiento del año 2012, trámite que se realiza ante la Secretaría de Desarrollo Urbano y lo único que regulariza es la delimitación de un terreno frente a la vía pública, no autoriza o permite alguna construcción. Con esto, la alcaldía de administración panista rechazó la existencia de una construcción en el predio.

Respecto a Romero 75, la solicitud 0419000179619 pide lo mismo que en el caso anterior, pero esta vez la demarcación territorial afirmó que no hay ningún documento en sus expedientes sobre el edificio de cinco niveles construido en el lugar.

“No se localizó, dato o registro, antecedente, acuse de recepción de trámite alguno que indique que esta dirección de Desarrollo Urbano (de BJ) recibiera de la Ventanilla Única, Aviso de Terminación de Obra, derivado de lo anterior, no obra documental de la Licencia de Uso y Ocupación, Visita Técnica Ocular referente al predio de Romero número 75, colonia Niños Héroes, alcaldía Benito Juárez”, menciona el documento de respuesta.

Por lo cual, en ambos casos la alcaldía niega que haya autorizado construcción alguna en los números 75 y 81 de la calle de Romero.

El ciudadano que presentó las peticiones afirma que esto es una irregularidad, pues las normas de construcción estipulan que para habitar y comercializar un edificio, es necesaria la Licencia de Uso y Ocupación.

“Mediante este trámite cualquier persona física o moral obtiene el documento para el inmueble en el que se ha concluido el proceso constructivo y que se encuentra en condiciones de ser ocupado, y que al momento de la solicitud cuenta con permiso de construcción vigente”, detalla el reglamento de construcción local.

Encubrimiento y corrupción en Benito Juárez

Ricardo Guerrero acusa que las irregularidades documentadas en ambos predios son producto de la corrupción y del abuso del uso comercial de las construcciones.

El vecino de la colonia argumenta que, seguramente, se expidieron los permisos de manera irregular y la alcaldía niega su existencia o no los quiere entregar para no evidenciar las anomalías.

“Es un edificio de 5 y otro de 4 pisos y me dice la autoridad que no existen, y que no se haya emitido esta autorización de uso y ocupación es imposible porque si no, no se pueden escriturar ni vender”, dice.

Las anomalías y la corrupción que persisten en la alcaldía, dice, cuestan vidas y un ejemplo es lo sucedido durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.


“El edificio de Zapata 56 también en Benito Juárez se cayó durante el sismo y apenas tenía un año de haberse terminado porque era una construcción irregular, ahí murieron dos personas y esto es una muestra de que la corrupción mata”

Ricardo Guerrero

Vecino de la zona

Por último, dice que pidió en 2019 a la Contraloría Interna de Benito Juárez, a través de la oficialía de partes, indagar en las anomalías citadas. Sin embargo, hasta el momento su denuncia sigue sin avances.

También puedes leer: Cuauhtémoc, víctima histórica de las inmobiliarias

Exit mobile version