El Congreso de la Ciudad de México olvidó la austeridad y derrochó recursos públicos en la compra de té, azúcar y utensilios de cocina.

Durante este 2021, la Primera Legislatura del Congreso erogó más de un millón de pesos en adquirir dichos insumos para sus unidades administrativas y los diputados locales.

Sin embargo, este gasto se hizo en un contexto de austeridad, en el que Morena (grupo político con presencia mayoritaria en el legislativo) ha impulsado la eliminación de prestaciones en el Congreso y presumido el recorte en gastos.

Con esto, la primera legislatura del Congreso incurrió en las mismas malas prácticas de su antecesora, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) que también derrochó millones de pesos en galletas y café en 2017.

Los gastos del Congreso de CDMX

El Congreso de la capital del país firmó 2 contratos para la adquisición de insumos de cafetería en 2021 que suman un total de un millón 369 mil 118 pesos, revela información de las adjudicaciones del legislativo que se puede consultar en su Portal de Obligaciones de Transparencia (POT).

Según la información revisada, el primer convenio comercial es el OM/DGAJ/DCVO/IL/IRP7I-75/2021, cuyo objeto fue la “Adquisición de artículos e insumos de cafetería” y se otorgó a la Procesadora y Distribuidora Los Chaneques S.A. de C.V., representada legalmente por Alberto Casillas Lorenzo.

A través de este documento, el Legislativo adquirió diversas cantidades de endulzante tipo splenda, de limón, manzana, canela, negro y verde.

Para cubrir el pago de este contrato, la Oficialía Mayor del Congreso aprobó un monto total de un millón 110 mil 240 pesos, consta el documento que se firmó el pasado 26 de julio tras un proceso de invitación restringida.

Posteriormente, está el contrato OM/DGAJ/DCVO/IL/AD7/I-70/2021 suscrito para la compra de artículos de cristalería, cerámica y utensilios para cafetería, que se concretó el 27 de julio pasado por adjudicación directa.

En esta ocasión el proveedor beneficiado fue Emanuel González Flores, a quien se le pagó la cantidad de 258 mil 878 pesos por la compra de vasos de vidrio, termos de acero inoxidable, bowls de cerámica, jarras de vidrio, filtros de cafetera y cepillos para limpiar cafeteras.

Ambos contratos para proporcionar bebidas se firmaron aunque el Congreso no ha laborado totalmente de manera presencial: las sesiones del pleno se llevan a cabo en el recinto de Donceles los martes y los jueves solamente, mientras que las reuniones de las comisiones, de la Junta de la Coordinación Política (Jucopo) así como las sesiones de la Conferencia Legislativa, se llevan a cabo de manera virtual.

Ahorros a medias

En 2018, después de que Morena ganó la mayoría en la primera Legislatura del Congreso de la Ciudad de México, la bancada guinda anunció que usaría su presencia en el Poder Legislativo para implementar políticas de austeridad.

Para enero de 2019, la bancada propuso y logró que se eliminara el seguro de vida para trabajadores de confianza y estructura: diputados consideraron que era un privilegio y que todos servidores públicos, debían afiliarse a los seguros sociales otorgados por el Estado.

“En diciembre de 2019 se aprobó la Ley de Austeridad y se fijaron los criterios que implican terminar con los seguros de gastos médicos privados en distintos órganos de gobierno, autónomos, dependencias, y el Congreso de la Ciudad de México no será la excepción”, mencionó en enero de 2018 el entonces vicecoordinador de la bancada de Morena en el legislativo, José Luis Rodríguez Díaz de León.

Desde entonces, el Congreso de la capital ha aplicado una política de austeridad con el fin de evitar derroches y eficientar el ejercicio de los recursos.

En marzo de 2020, previo a la peor etapa de la contingencia sanitaria por COVID-19, la bancada de Morena promovió la donación de 400 millones de pesos para la atención de la emergencia.

La propuesta fue aprobada por el pleno, con votos de la mayoría de Morena y sus aliados. Al respecto, la coordinadora de la bancada, Martha Ávila Ventura, señaló que el donativo era posible gracias a las medidas de austeridad y a las modificaciones en el gasto del Congreso.

“Mi grupo parlamentario planteó hacer un nuevo ajuste porque encontramos áreas de oportunidad para reducir los costos de la operación del Congreso y consideramos que el gasto todavía se puede eficientar, queremos que los posibles remanentes beneficien a la gente. Queremos recuperar la esencia de la función pública y mandar el mensaje claro de que el servicio público no es para enriquecerse”, dijo Ávila Ventura tras la aprobación del donativo.

En este contexto de medidas de austeridad y recorte de prestaciones, fue autorizado en este 2021 más de un millón de pesos para la compra de insumos de té y utensilios de cafetería.

Mismos vicios

En 2017, se dio a conocer en medios de comunicación que la ALDF había gastado de enero de 2016 a octubre de ese año un total de 15 millones de pesos en galletas y café.

Tras darse a conocer el derroche, la bancada de Morena en la ALDF (que era una minoría en la séptima legislatura del órgano) propuso recortar 7 por ciento el presupuesto de la asamblea y reducir el gasto en cafetería.

El tema no tuvo mayor repercusión; sin embargo, la Primera Legislatura del Congreso al entrar en funciones en 2018, señaló que los lujos que había en la ALDF se iban a terminar.

También puedes leer: Legisladores en Congreso de CDMX sin credenciales profesionales