El pasado 28 de marzo, un niño de 13 años se encontraba jugando en un juego acuático de uno de los parques del Grupo Xcaret, en la Riviera Maya, cuando de repente fue succionado por uno de los filtros del propio complejo.

A pesar de que la noticia invadió las redes sociales, fue la propia compañía la que confirmó el deceso del menor de edad y reveló que murió en el parque Xenses el pasado 28 de marzo.

Incluso, por medio de un documento informó que se trató de un caso de negligencia mientras que también lamentó el fallecimiento del menor como consecuencia de un accidente.

“Nos unimos a la pena que en estos momentos embarga a esta familia. Como lo hemos hecho desde el inicio, estamos atentos a sus necesidades y en comunicación para brindar el apoyo que podamos proporcionar”, se lee en el documento.

De acuerdo con los reportes de las autoridades, el pequeño se encontraba jugando en uno de los atractivos acuáticos del parque cuando fue succionado por uno de los filtros de agua, lo que le provocó lesiones de gravedad.

Inmediatamente, el niño fue trasladado a una clínica en la ciudad de Playa del Carmen, municipio de Solidaridad, para ser atendido médicamente.

No obstante, si bien se logró estabilizar su estado, al día siguiente sus lesiones empeoraron y le causaron la muerte al menor de edad, quien junto con su familia eran originarios de Durango.

Puedes leer: Eligen a Xcaret como el mejor parque acuático-temático del mundo

Por su parte, la empresa explicó que en los más de 30 años que el Grupo tiene operando parques, “nunca se había suscitado un acontecimiento semejante”.

“Es importante resaltar que desde el momento del accidente el área fue asegurada y se han tomado medidas puntuales, como la presencia permanente de un guardavidas”, afirmó en su comunicado.

Aunado a ello, también precisaron que se están conduciendo las investigaciones pertinentes con el objetivo de llegar hasta las últimas consecuencias.

En redes sociales circula un supuesto testimonio del padre del menor, Miguel Ángel Luna Calvo, quien señala que la empresa lo habría obligado a firmar un documento en el que deslinda de toda responsabilidad a Xcaret antes de entregarle el cuerpo.