Una falla estructural asociada a deficiencias en el proceso de construcción de la obra es la probable causa del colapso de un tramo de la Línea 12 del Metro, según determinó el peritaje preliminar elaborado por la empresa noruega DNV.

De acuerdo con el documento de la empresa contratada por el Gobierno capitalino, al que tuvo acceso El Financiero, las deficiencias en el proceso constructivo son:

  • Proceso de soldadura de los pernos Nelson
  • Porosidad y falta de fusión en la unión perno — trabe
  • Falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente
  • Diferentes tipos de concreto en la tableta
  • Soldaduras no concluidas y/o mal ejecutadas
  • Supervisión y control dimensional en soldaduras de filete

En su informe, la empresa incluyó fotografías en las que se puede ver que las trabes de acero tienen soldadura no concluida, incluso algunas están rotas.

La inspección visual de las trabes de acero confirmó que se partieron aproximadamente a la mitad del tramo siniestrado.

Lee: Sheinbaum: Primer dictamen sobre colapso de Línea 12 será dado a conocer este miércoles

De esta forma, la empresa noruega evidenció las fallas detectadas que incluyen la deformación de vigas que conforman el puente de concreto-acero, las fracturas en la estructura metálica y el desprendimiento de los materiales de refuerzo.

Cabe señalar que lo detectado por la empresa noruega se asemeja a lo que evidenció el reportaje del The New York Times del domingo pasado.

Por ejemplo, en una fotografía se observa una trabe de concreto donde los pernos Nelson están rotos y a algunos de ellos no se les quitó la protección cerámica.

Debido a que el peritaje es una versión preliminar, hasta ahora hay varias líneas de investigación que explicarían porque el pasado 3 de mayo una trabe se partió en dos en el tramo elevado de la Línea 12, estas son hipótesis: trituración de la losa de concreto; la influencia de cargas por el sistema de ferrocarril y la falta de mantenimiento de la infraestructura.

La deformación estaba desde 2020

El informe de DNV también incluyó imágenes previas a la tragedia, tomadas en 2020, donde observó que desde entonces había ya una deformación previa en la estructura.

La compañía sostiene que el objetivo del estudio es identificar qué fue lo que originó el percance (causa inmediata), así como detectar problemas sistémicos que, si se cambian, podrían evitar que ocurra un incidente similar.

El documento de 58 páginas explica las acciones que se han realizado a partir del 3 de mayo, cuando colapsó una trabe ubicada entre las estaciones Olivos y Tezonco.

Este accidente causó la muerte de 26 personas y lesiones a más de 100.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que este miércoles será presentado formalmente el primer peritaje de la empresa DNV.

Te recomendamos: Fiscalía también se deslinda de filtración; medios no accedieron a Zona Cero de Línea 12