Integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), Congreso Nacional Indígena (CNI) y Consejo Indígena de Gobierno (CIG) denunciaron que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador buscar imponer la construcción del Tren Maya y acusaron que la consulta fue una “simulación”.

“El mal gobierno federal simula consultar a los pueblos, suplanta nuestra voluntad colectiva ignorando y ofendiendo nuestras formas de organización y toma de decisiones, como es el vulgar engaño a lo que llamó “Consulta”, cuyo objetivo no es otro que imponer por la fuerza el mal llamado Tren Maya”, señalaron en un comunicado.

De acuerdo con un pronunciamiento de la 4 Asamblea Nacional del EZLN-CNI-CIG, el gobierno busca entregar los territorios indígenas al gran capital industrial y turístico con el pretexto de la construcción de este proyecto.

“Se está proyectando la construcción de 50 nuevos centros urbanos, que no solo conllevan destrucción ambiental, sino que implican el despojo de territorios de pueblos originarios”, manifestaron.

Además, denunciaron que Pedro Uc Be, uno de los integrantes de la Asamblea en Defensa del Territorio Maya Muuch Xiinbal, fue amenazado de muerte, en el contexto de la imposición de esta construcción. 

AMLO: consulta sobre el Tren Maya se realizará el próximo mes

Consulta no cumplió con estándares internacionales: ONU

Ayer, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) informó que consulta indígena sobre el “Proyecto de desarrollo Tren Maya”, realizado del 15 de noviembre al 15 de diciembre de 2019, no cumplió con todos los estándares internacionales en la materia.

Los estándares internacionales de derechos humanos establecen que la consulta y el consentimiento de los pueblos y comunidades indígenas debe ser previo, libre, informado y culturalmente adecuado.

De acuerdo con un comunicado de la ONU-DH, la Oficina observó que la convocatoria, el protocolo y la información presentada sólo hacían referencia a los posibles beneficios del proyecto y no a los impactos negativos que pudiera ocasionar.

Te recomendamos: Tras triunfo en la consulta, en enero comenzarán licitaciones del Tren Maya

La ausencia de estudios sobre los impactos o la falta de difusión de los mismos, dificulta que las personas puedan definir su posición frente al proyecto de manera plenamente informada.