La gestión del Organismo Público Descentralizado Parque Fundidora, a cargo del ahora exdirector Jesús Horacio González y el presidente del Consejo de Administración, Bernardo Bichara, resultó peor que la de sus antecesores.

El área rentada para el concierto Pa’l Norte 2019 en la gestión del exdirector Fernando Villarreal y el expresidente ejecutivo Artemio Garza representaba 32 por ciento del total del Parque Fundidora, que son 113 hectáreas.

Pero con la nueva administración aumentó a 38 por ciento el territorio para el concierto Pa’l Norte. El espacio explotado por privados incrementó con el evento masivo llevado a cabo el 1 y 2 de abril, revela un estudio realizado por el biólogo Antonio Hernández.

Los daños que dejó este evento son evidentes. No hay cuidado a la hora de montar y desmontar los escenarios de este evento, revelan documentos a los que tuvo acceso Reporte Índigo.

Ninguna cantidad de dinero puede cubrir el valor de un área verde, sobre todo en una entidad que tiene un déficit de arbolado en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) de mil 700 especies. El Parque Fundidora es uno de los únicos pulmones urbanos en esta entidad.

Imágenes revelan que los organizadores utilizaron los árboles como soporte para el montaje de plataformas y tarimas para los dos días de conciertos, por lo que estas especies resultaron con daños que, difícilmente, pueden revertirse.

El respetar la vocación de sana convivencia no está en la lógica de la Dirección y el Consejo de Administración. No hay cambio y el dinero está por encima del cuidado del medio ambiente.

Además, la nueva administración de Parque Fundidora pasará de cobrar 10 por ciento del boletaje, venta de bebidas alcohólicas, comidas y refrescos, a 12 por ciento de la taquilla y 15 del resto.

“Y será replicado en todos los eventos, es un antes y después, porque históricamente teníamos un contrato que pagaba menos, y encima había contratos diferenciados. Ahora será un contrato prototipo, creemos que hay eventos a los que puedes sacarle una negociación un poco más alta, Fundidora estaría sacando alrededor de 30 millones de pesos más al año”, dijo Bichara en rueda de prensa el pasado 6 de marzo.

La contaminación fecal en Parque Fundidora

El Parque Fundidora fue el “recipiente” de los desechos sanitarios que dejó a su paso la celebración del evento masivo Pa’l Norte.

“En los rincones más lejos de donde estaba la multitud del evento se venían olores de desechos humanos”, dijo el biólogo Antonio Hernández, quien acudió el pasado lunes para ver cuáles eran los daños que dejó este evento.

Imágenes en poder de Reporte Índigo evidencian que los sanitarios móviles que se instalaron para el evento tenían fugas, por lo que los desechos humanos llegaban hasta las áreas verdes. También se aprecia mucha basura.

Hernández explicó que a pesar de que habían pasado casi dos días, los olores penetrantes continuaban, lo que abre la puerta a que el servicio sanitario fue insuficiente para atender las necesidades de los asistentes.

Los sanitarios móviles que se instalaron para el evento tenían fugas

Ganancia millonaria

El exdirector del organismo público descentralizado Parque Fundidora, Jesús Horacio González, entregó un contrato para ceder al Clúster de Turismo de Nuevo León A.C. la explotación de 57 metros cuadrados de este espacio público.

Este contrato, en poder de Reporte Índigo, revela que este Clúster, cuyo presidente es Mauricio Javier Magdaleno Galván, contrató a la empresa Cacao Producciones S.A. de C.V., y ambos colaboraron para el evento Luztopía 2021.

Magdaleno Galván debió el recurso obtenido de 30 por ciento de la taquilla de este evento. Sin embargo, este evento además recibe patrocinios para la colocación de 200 figuras de un tamaño grande que integran diferentes conceptos.

No obstante, hasta el momento se desconoce en qué fue aplicado ese 30 por ciento de la taquilla.

Le renuncian a Samuel

Jesús Horacio González Delgadillo presentó su renuncia como director general de Parque Fundidora. Durante la sesión ordinaria del Consejo de Administración expresó que su baja se debe a cuestiones meramente personales-profesionales.

Esta es la primera renuncia al gobierno estatal en esta administración. El pasado 8 de octubre, Samuel García le tomó protesta a González Delgadillo como director general de Parque Fundidora.

También puedes leer: Parque Fundidora en números rojos y sin ingresos