Las imágenes del Golfo de México en llamas por una fuga en una plataforma de Pemex fueron retomadas por integrantes del Congreso de Estados Unidos para criticar la dependencia del país a los combustibles fósiles.

El pasado viernes 2 de julio, un accidente en el Activo Integral de Producción Ku Maloob Zaap, en la costa de Campeche, ocasionó la formación de un “ojo de fuego” en pleno océano. Una imagen que, en cuestión de horas, dio la vuelta al mundo y ocasionó críticas por la actividad extractiva.

Entre los señalamientos destacaron los que hicieron congresistas demócratas, quienes aprovecharon la situación para impulsar su agenda ambiental.

“No me digan que terminar con nuestra dependencia a los combustibles fósiles es radical, esto sí es radical”, publicó en su cuenta oficial de Twitter, junto a imágenes del océano en llamas, el senador Bernie Sanders, presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara alta del Congreso estadounidense y aspirante a la candidatura del Partido Demócrata en las últimas dos elecciones presidenciales, 2016 y 2020.

A estos señalamientos se sumaron la representante Alexandria Ocasio-Cortez y el senador Brian Schatz, quienes aprovecharon la tendencia internacional para criticar a quienes se oponen a las medidas ambientales de reducción de consumo de hidrocarburos en general y, en particular, a su agenda legislativa denominada el “Green New Deal”. Siempre replicando los videos tomados en la plataforma de Pemex.

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia mañanera del lunes 5, tuvo que atajar los cuestionamientos hechos por defensores del medio ambiente. En la cual también atribuyó el percance a una explosión provocada por una fuga de gas y nitrógeno. Descartando un posible atentado, el primer mandatario adelantó que la Secretaría del Medio Ambiente ya estudia los daños y se comprometió a su reparación.

“Estamos avanzando para crear alternativas, para no depender de los combustibles fósiles y de recursos no renovables. Tan es así que ya se puso un tope a la extracción de crudo, no vamos a extraer más de dos millones de barriles diarios. Vamos a terminar el sexenio con la mitad de la extracción del sexenio de Fox”, dijo López Obrador. Asegurando que esta medida ayudará a evitar el cambio climático y a proteger el medio ambiente.

Más tarde, ese mismo día, recibió en Palacio Nacional a una comitiva bipartidista de senadores estadounidenses compuesta por los demócratas: Tim Kaine y Ben Ray Luján; así como los republicanos: Rob Portman, John Hoeven y Mike Crapo.

El encuentro versó sobre la reapertura fronteriza con el avance de la vacunación, la estrategia migratoria y la integración económica de la región con respeto a la soberanía de los países.

“Cómo fortalecer a América del norte y a nuestra América frente al avance de otras regiones del mundo, el avance económico y comercial. Cómo integrarnos con respeto a nuestras soberanías para potenciar todo lo que se tiene en América: recursos naturales, fuerza de trabajo, tecnología, inversión y mercado interno para equilibrar que no se quede rezagada ante el avance evidente y notorio de Asia”, dijo López Obrador en su mañanera del martes 6.

Para analizar el impacto de este accidente y las respuestas por parte de legisladores demócratas, Reporte Índigo entrevistó a la profesora Raquel Saed, académica de la Universidad Iberoamericana especializada en la política estadounidense.

“Habría que observar cuáles son las reacciones de otro tipo de legisladores más moderados. No creo que, cuando estamos hablando de los legisladores más extremistas, se pudiera estar hablando de una política en sí. Excepto de Bernie Sanders, que es un político de extrema izquierda y que sí tiene mucha relevancia. Habría que escuchar a los que están en el centro”, explica.

Respecto a Sanders, apunta a que si bien es de los demócratas más de izquierda del partido, su postura en cuanto a comerciar con México es más similar a la del expresidente Donald Trump, puesto que considera que ciudadanos estadounidenses pierden empleos que son enviados al sur de la frontera. Así como destaca la cooperación entre el senador por Vermont y Ocasio-Cortez, representante de Nueva York, quienes comparten agenda.

Por el contrario, la doctora Arlene Ramírez, profesora del Tecnológico de Monterrey, considera que no se pueden descartar posibles sanciones, tanto desde Washington, como desde los acuerdos internacionales suscritos por México por la afectación ambiental que haya generado la explosión. Destacando que, en los primeros meses de la administración de Joe Biden, Estados Unidos ha regresado a la agenda ambiental contra el cambio climático.


“Una de las cosas que será constante en el posicionamiento de la comunidad internacional en este tema es que el modelo del desarrollo económico de México sigue estando basado en la explotación de los combustibles fósiles. Eso no solamente ya es visto como algo retrógrada y totalmente inviable, sino que lastima la economía global y los procesos en los que México tiene compromisos que asumir.”

Arlene Ramírez

Académica del Tec de Monterrey

Además señala la urgencia de atender el posible daño ambiental ocasionado por el accidente, también recalca la necesidad de que las secretarías de Relaciones Exteriores, Energía y Economía den muestras de acciones que verdaderamente ayuden a calmar la preocupación de los estadounidenses.

Continúa leyendo:

La actitud republicana hacia Pemex y la política energética

“El mundo sigue extrayendo combustibles fósiles”, responde Rocío Abreu