Dos muertos y 66 heridos es el saldo que hasta el momento se reporta de la explosión de una pipa de gas registrada la mañana de este jueves en el Hospital Materno Infantil en Cuajimalpa, en la Ciudad de México.

El siniestro se originó en la fuga de la manguera de la pipa que descargaba gas en el hospital.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno del Distrito Federal, dijo que la información disponible hasta el momento es que los fallecidos son una mujer de entre 40 y 45 años y un bebé de entre un mes y seis semanas de nacido.

De los lesionados, 22 son de gravedad y todos fueron trasladados a diferentes hospitales de la Ciudad de México.

Mancera informó que el hospital tenía 38 camas y al momento de la explosión había 21 pacientes entre niños y adultos.

Respecto a la situación del inmueble, el jefe de Gobierno informó que al menos el 70 por ciento está colapsado.

“Tenemos todavía muros, estructuras metálicas que están en pie, pero básicamente no hay manera de operar en este sitio, no hay ninguna posibilidad”.

Dependencias mano a mano

El mandatario capitalino señaló que actualmente trabajan cuerpos de rescate entre los escombros, y mil elementos de diferentes dependencias colaboran retirando los restos del edificio.

Ambulancias de Protección Civil y de la Cruz Roja y equipo de rescate con apoyo canino, están ya en el lugar, y el Ejército inició el Plan DN-III de auxilio a víctimas.

Muestra solidaridad

Gas Express Nieto, propietaria de la pipa que provocó el accidente se manifestó en solidaridad con las víctimas y dispuesta a colaborar con las autoridades.

“Desde el primer momento que tuvimos conocimiento del incidente, activamos los protocolos de atención establecidos. Al mismo tiempo, colaboramos activa y plenamente con las autoridades competentes para coadyuvar en las investigaciones. Gas Express Nieto cumple con la normatividad exigida por las autoridades, incluyendo la póliza de seguros de responsabilidad civil”, informó en un comunicado.

Mancera informó que los tres operadores de la pipa están en calidad de detenidos, dos de ellos hospitalizados y otro solo en atención médica.