Tanto Subacuática Diavaz de Luis Vázquez como la polémica Cotemar de Mario Dávila y María Cristina Lobo, lograron lo que pocas empresas: transformarse de compañías que ofrecían servicios a Pemex a productores de petróleo, cumpliendo con uno de los objetivos de la Reforma Energética del 2013 del expresidente Enrique Peña Nieto.

De esta manera es como Diavaz y Lifting de México, filial de Cotemar, forman parte de las siete empresas que más petróleo han extraído durante los últimos meses.

Con tres campos en operación de los cuatro que ganó en las rondas de licitaciones: Ébano, Miquela y Barcodón, Diavaz reportó una producción de 6 mil 183 barriles al día en promedio durante el último año, colocándola en el cuarto lugar de las empresas que más producen crudo.

En primer lugar de la lista se encuentra Perenco México, que en 2018 adquirió a Petrofac con una producción promedio de más de 15 mil barriles diarios; en segundo lugar la italiana ENI, la primera empresa privada que logró extraer petróleo, con más de 14 mil barriles diarios y en tercer lugar el consorcio argentino Hokchi Energy con más de 6 mil 500.

En abril del año pasado la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) reportó un máximo histórico de producción de petróleo por parte de empresas privadas llegando a 61 mil 501 barriles diarios.

A pesar de esta situación, el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene canceladas las rondas petroleras al argumentar que la producción de los privados aún no es mínima.

Por su parte, los privados agrupados en la Asociación Mexicana de Hidrocarburos argumentan que la baja producción se debe a que la gran mayoría de los contratos adjudicados a privados aún se encuentran en la fase de exploración.

En contraparte, durante la primera semana del año, la Comisión Nacional de Hidrocarburos autorizó a Pemex Exploración y Producción explorar cuatro campos ubicados entre Veracruz y Oaxaca cuya operación alcanzaría una inversión de hasta 530 millones de dólares.

Con estos campos, Pemex busca incorporar a sus recursos más de 125 millones de barriles de petróleo crudo.

Además de los campos, la CNH aprobó a Pemex la producción temprana de Pokche, campo prioritario de la empresa productiva del Estado.

En 2019, la petrolera nacional y el Gobierno federal presentaron una estrategia para incrementar la producción de Pemex y Pokche figuró como uno de sus campos ‘estrella’.

Con el visto bueno de la CNH, Pemex prevé conseguir un volumen acumulado de 7.1 millones de barriles de aceite y 13.8 mil millones de pies cúbicos diarios de petróleo con un costo total de 268.05 millones de dólares.

También puedes leer:

Los magnates con contratos multimillonarios en Pemex

Los demás nombres dudosos dentro de Pemex