Mediante un punto de acuerdo, la diputada del Partido Acción Nacional, Mariana Gómez del Campo, exhortó al Gobierno federal a implementar medidas urgentes para atender y proteger los derechos humanos de las miles de personas indocumentadas que permanecerán en territorio nacional mientras esperan su audiencia en una corte estadounidense, luego de que se reactive el programa Quédate en México.

Gómez del Campo indicó que estas medidas deben contemplar los servicios de salud y la seguridad de todas las personas, incluidos los grupos vulnerables, que sean regresados al país.

La panista señaló que en América Latina se calcula que existen más de 17 millones de emigrantes y más de 10 millones de inmigrantes, cuyos principales países de origen son Honduras, Guatemala y El Salvador.

“En México, en el primer semestre de este año, se tenían registrados 117 mil migrantes que asistieron ante autoridades migratorias, en más de 20 mil casos estaban involucrados menores de edad y casi 800 eran menores no acompañados”.

Manifestó que, debido a que en los últimos años los flujos migratorios han aumentado, el Gobierno de Estados Unidos ha implementado una política llamada Migrant Protection Protocols, mejor conocida como MPP o Quédate en México, el cual tiene como objetivo que aquellas personas que ingresan a territorio estadounidense, no importando la forma y tengan la voluntad de solicitar asilo, deban esperar la resolución de dicha petición en México.

El programa entró en vigor en el año 2019 en la administración del entonces presidente Donald Trump; pero, en enero de 2021, el Departamento de Seguridad Nacional anunció la suspensión al programa a petición del actual mandatario Joe Biden.

También puedes leer: Migrantes de ‘Quédate en México’ en la mira del crimen