Organizaciones civiles en pro de los derechos humanos, provenientes de once entidades, manifestaron su indignación por la represión, persecución y encarcelamiento de integrantes del Frente Unido de Pueblos en la Laguna en Defensa de la Vida y el Territorio.

El 9 de marzo, estos activistas se manifestaron en contra del proyecto Chemours Laguna, el cual pretende fabricar 65 mil toneladas de cianuro de sodio en la Comarca Lagunera; los manifestantes fueron reprimidos por elementos de la policía municipal y estatal, dejando a personas detenidas y lesionadas.

“Reprobamos energéticamente la actuación de las autoridades municipales y estatales de Gómez Palacio, Durango, que lejos de proteger a sus habitantes para garantizar salud y seguridad, se alían con empresas transnacionales y reprimen a la ciudadanía en la demanda por sus derechos. Los intereses económicos no pueden prevalecer sobre el bienestar e integridad de las y los ciudadanos”, señalan en una carta difundida hoy.

El proyecto Chemours ya había sido cancelado en dos ocasiones, cuando se pretendía realizar en Guanajuato, por los daños irreversibles que generaría al medio ambiente y el riesgo de salud de los habitantes cercanos.

Ante estos hechos, las organizaciones pidieron a las autoridades brindar atención inmediata a las personas lesionadas, la liberación de las personas detenidas, cese a la represión y llamar a un diálogo con intervención de las autoridades ambientales y de salud.

“Responsabilizamos a la presidente municipal de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, y al gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, de cualquier daño u acción futura en contra de la ciudadanía”, finaliza el comunicado firmado por Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C., Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer A. C., La Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos- Desaparecidos y nueve organizaciones más.