La Ciudad de México puso un alto al encubrimiento histórico de feminicidas o agresores sexuales y desde ayer exhibe con nombre, apellido, edad y fotografía a sujetos como José Bernardino Monroy López, Allan Jayr Rubio Bocanegra y Angel Ventura Tovar Vargas, quienes cumplen una sentencia condenatoria por la comisión de delitos contra las mujeres.

Se trata del Registro público de agresores sexuales habilitado por el gobierno capitalino, mecanismo con el que la Ciudad de México se convirtió en pionera en materia de prevención, sanción y exhibición pública de los perpetradores de la violencia de género.

Según la Ley que lo fundamenta, publicada el 20 de marzo en la Gaceta Oficial de la CDMX, deberán ingresar a la lista todos los sujetos sentenciados por los delitos de feminicidio, violación, pederastia, turismo sexual y trata de personas.

Los delincuentes sexuales ingresarán al registro en el momento de la emisión de su sentencia y permanecerán ahí durante el cumplimiento de su condena aún cuando recuperen su libertad; en tal caso, su inserción se extenderá por un mínimo de 10 años y un máximo de 30.

Los violadores que abusen de otros hombres o niños también estarán en el registro y ninguno podrá ser removido aún cuando cumplieran la reparación del daño a las víctimas.

Esta medida fue recomendada por el derecho internacional y ya la implementan países como Canadá, Estados Unidos, España, Argentina, Costa Rica, Guatemala, Perú, Reino Unido y Francia.

El objetivo es que las mujeres identifiquen a los delincuentes que fueron imputados por delitos sexuales dolosos o que ameritan prisión preventiva oficiosa. Además, la exhibición pública rompe con la costumbre de encubrir ese tipo de agresiones y, ¿por qué no? ayuda a disuadir a quienes tengan planeado violar, asesinar o tocar a una mujer sin su consentimiento.

Registro revela niveles de impunidad en CDMX

El registro de agresores forma parte de un avance inicial para “evidenciar la problemática de violencia contra las mujeres y niñas”, considera Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugios (RNR).

Sin embargo, la base se queda corta con las agresiones reales en la capital. El registro únicamente representa al 1.9 por ciento de los agresores, lo cual revela también los graves índices de impunidad.

“Solo aparecen los delincuentes que tienen una sentencia, si nos detenemos a analizar que tan solo en 2020 en la Ciudad de México se han cometido 2 mil 328 delitos por violencias sexuales contra mujeres, niñas y adolescentes”, dice la psicóloga feminista y explica que la cantidad de agresores sentenciados revela un 98 por ciento de impunidad para los delitos sexuales.

“Significa que, al día, cinco mujeres, niñas y adolescentes son víctimas de violencias sexuales, en contraste con los 45 hombres agresores registrados, lo cual representa solo al 1.9 por ciento de los agresores, existiendo una impunidad del 98 por ciento”.

Y aunque sus rostros están expuestos, “es alarmante que esos 45 agresores que están en el registro sean los únicos que han recibido sentencia por alguno de los delitos cometidos desde el 25 de diciembre de 2019″, reitera Wendy Figueroa.

“Eso nos revela nuevamente la falta de acceso a la justicia que existe no sólo en la capital sino a nivel nacional, ya que la impunidad y la revictimización se extienden en todo el territorio mexicano”.

Estos son los nombres, rostros y delitos de los agresores en la CDMX

Al momento, el registro de agresores sexuales exhibe a 45 violadores, abusadores sexuales y feminicidas. Todos son mexicanos excepto Ndo Ndo Jules Moise, originario de Camerunes y acusado por el delito de violación simple.

El mayor tiene 79 años y se llama Juan Serna García, acusado de abuso sexual; seguido por uno de 72 años, identificado como Joaquin Arredondo Ramirez y condenado por el mismo delito.

El más joven tiene 18, su nombre es Mario Francisco Avila Meza y también fue imputado por abuso sexual.

El único acusado por feminicidio es Mario Alberto Islas Campuzano, de 30 años, quien fue sentenciado a 35 años de prisión en 2019 por asesinar a golpes a María Fernanda, estudiante de Criminalística en la Universidad de Ecatepec.

La joven tenía 17 años cuando Mario Alberto la asesinó y dejó su cuerpo desnudo en calles de la alcaldía Gustavo A. Madero el 26 de agosto de 2018.

Otro acusado de violación es Allan Jayr Rubio Bocanegra, de 30 años, exalumno de la Universidad del Valle de México (UVM) detenido en septiembre del año pasado en la colonia Candelaria de la alcaldía Coyoacán, por drogar y violar a una mujer durante una fiesta que él mismo organizó en 2019.

La lista completa se puede consultar aquí e incrementará mientras los delincuentes no se abstengan de seguir ese continuo de violencia, agresiones y asesinatos contra las mujeres y niñas capitalinas.

Te puede interesar: Publican registro de agresores sexuales en CDMX