El precandidato de la coalición Todos por México a la presidencia, José Antonio Meade Kuribreña, presentó su plan de seguridad a través de cinco ejes, entre los que se encuentran el fortalecimiento de los cuerpos policiacos y combatir la riqueza de las organizaciones cirminales.

Durante el foro nacional “Puntos de Encuentro: Seguridad y Justicia”, organizado por la Fundación Colosio, Meade Kuribreña planteó la homologación de leyes y las instituciones a niveles estatal y federal, a fin de que los delitos sean investigados y castigados bajo un mismo criterio.


Asimismo, planteó la creación de un sistema integral que permita identificar a los criminales, sus bienes y sus movimientos financieros, además de fortalecer los cuerpos policiacos en el país mediante entrenamiento, protección y mejores salarios.

El aspirante por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza afirmó que estos cinco puntos deben estar presentes en cualquier agenda de seguridad y reiteró que dichas propuestas no pueden esperar a que concluyan los procesos electorales de este año.

“Estos cinco elementos dan respuesta: combatir el dinero, el tráfico de armas, evitar espacios de opacidad con buenos elementos de información, mejorar la capacitación permanente de nuestras fuerzas estatales. Esos son elementos que nos van a ayudar, si además castigamos los crímenes de la misma forma, a construir un entorno que nos permita ser mucho más efectivos”, afirmó en Durango.


La estrategia propuesta por Meade, es presentada luego de que el domingo el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) diera a conocer el último reporte de incidencia delictiva a nivel nacional. Los resultados apuntan a que el 2017 ha sido el año con mayor número de averiguaciones previas por homicidios dolosos de los últimos 20 años.  En total, hubo 25 mil 339 denuncias por este delito; en 6 de cada 10 casos se señaló que fueron cometidos con arma de fuego. 


Al presentar un diagnóstico sobre los principales factores que generan inseguridad y violencia en el país, Meade Kuribreña explicó que, de acuerdo con diferentes estudios, se estima que la delincuencia organizada en México cuenta con una cantidad de entre 500 mil y un millón y medio de armas de fuego.

“Lo pongo en perspectiva: el ejército canadiense tiene 1.7 millones de armas; el ejército argentino tiene 1.3, más o menos; el ejército peruano 850 mil; el ejército guatemalteco 150 mil; y acá, si nos ubicamos en el punto medio, estaríamos hablando de 750 mil”, alertó el precandidato.

En este sentido, consideró que se requieren protocolos diferentes para detectar y diferenciar efectivamente entre el tráfico de armas y el de drogas, ya que, subrayó, los delincuentes no utilizan los mismos mecanismos para cometer estos delitos.


“Nos obliga tecnológicamente y en protocolos a hacerlo diferente, tendríamos que tener por lo menos tres o cuatro elementos: protocolos de intercambio de información específicos en materia de armas, una mejor identificación en los puntos en donde esas armas de internan y una mejor capacidad tecnológica para hacer una revisión en esos puntos de internación de manera mucho más descentralizada” manifestó.

Respecto a homologar la forma en la que se investigan y castigan los delitos a niveles federal y estatal, Meade Kuribreña expuso que dicha medida permitiría avanzar en términos de generar mayores capacidades de investigación, mejores procesos y dar así mejores condiciones al sistema de justicia.

El precandidato también destacó la importancia de tener una base de datos de alcance nacional y actualizada para obtener información estratégica más sólida.


“Si queremos no darles cuartel a los delincuentes en materia de que su identidad permanezca oculta, es necesario tener un buen sistema de identidad. Si no tenemos una buena base de datos que nos permita conjugar la identidad de la persona y de los elementos con los que delinque, nos vamos a quedar cortos en materia de poder darle respuesta a lo que espera el ciudadano de nosotros”, enfatizó.

Por la mañana, Meade se reunió con empresarios de la entidad, quienes expresaron sus reflexiones en torno a los retos que enfrenta el sector productivo en Durango, entre ellos el impulso a la generación de empleos en la región, el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la relación con Estados Unidos.